Tortellini sin gluten rellenos de queso y espinacas

Ingredientes 250 gr. de maicena, 100gr. de harina de maíz, 4 huevos y una clara, 1 cucharadita de aceite de oliva, 1 cucharadita de sal, un poquito de agua.   Preparación 1º Tamizar la harina de maiz, la maicena y la sal. Luego, hacer un “volcán” en el centro y poner dentro los huevos, la clara y el aceite. Mezclar bien todo, la pasta ha de quedar lisa y fácil de manejar. 2º Envolver la masa en un papel antigrasa y dejarla en el frigorífico unos 10 minutos. Estirar la pasta y darle la forma deseada, dejándola lista para montar los tortellini.   Rellenos para los tortellini De queso y espinacas: 200 gr. de espinacas cocidas, 200 gr. de queso y sal.

Alergias alimentarias y grupos sanguíneos

No es fácil escribir sobre las alergias alimentarias desde la Naturopatía, dado que pueden ser enfocadas de muy diversas maneras. En este caso hemos decidido hacerlo desde los grupos sanguíneos, siguiendo los planteamientos del Dr. D´Adamo, bastante extendidos en las consultas de naturopatía y reconocidos por el público en general. Esta teoría plantea que algunos alimentos pueden resultar perjudiciales según el tipo sanguíneo del paciente. No obstante deberemos tener en cuenta, que aún teniendo el mismo grupo sanguíneo, determinados alimentos actuarán como alérgenos para unas personas, siendo inocuos para otras. Esto se debe a que también las intolerancias individuales juegan un papel importante, y otro tanto puede decirse de las psicológicas. Por ejemplo, si una persona es muy cabezota, lo más probable es que la leche animal e incluso algunas vegetales, le provoquen un exceso de mucosidad, aunque en su grupo sanguíneo los lácteos no aparezcan como un alimento alérgico. Por otro lado, a veces somos alérgicos a un grupo de alimentos y en otros solo a algunos alimentos concretos de ese grupo. Así mismo, hay personas alérgicas aSigue leyendo...

Alergia y homeopatia, una terapéutica eficaz

Cuando nuestro sistema inmunológico, ese equipo de defensa que nos protege de los “malos” y convive pacíficamente con los “buenos”, comienza a no diferenciar a unos de otros es cuando pueden comenzar a aparecer los problemas alérgicos. Una alergia no es más que un sistema inmunológico confundido e irritado que trata a elementos inofensivos como si se trataran de peligrosos enemigos, desarrollando reacciones inflamatorias de defensa muy molestas para quien las sufre y absolutamente innecesarias. Y bueno, algunas de estas reacciones inflamatorias pueden ser de tal intensidad que pueden llegar a poner en peligro la vida de la persona, como ocurre con las crisis de anafilaxia. Es como cuando alguien está tan enfadado, tan irritado que cuando caminando por la calle otro  viandante le roza, en vez de devolverle una sonrisa de complicidad le increpa y le insulta como si le hubiera agredido. Pues en una alergia nuestro sistema inmunológico es el caminante enfadado y el alérgeno es ese pobre viandanteSigue leyendo...

Alergias alimentarias más comunes

Huevo. Es uno de los nutrientes más completos, y a la vez uno de los alimentos con más capacidad para desencadenar una alergia, aún en pequeñas cantidades. Esto se debe a su alto contenido en proteínas, que son la parte del alimento que el organismo identifica como alérgeno. Leche y proteínas lácteas. Se estima que un 5% de la población infantil de los paises desarrollados desarrolla esta alergia. Una de las proteinas de la leche que más amenudo causa la reacción es la ß-lactoglobulina, que no está presente en la leche humana, por lo que los niños alérgicos a la leche pueden alimentarse de leche materna sin problemas. Pescado y marisco. Es el tercer grupo alérgico en España, debido en parte al alto consumo de estos productos que se hace en nuestro país. Es más común desarrollarla si se toma el alimento en una edad temprana, por eso los pediatras recomiendan no introducir el pescado en la dieta hasta cumplido el año.Sigue leyendo...

Alimentación y diabetes

La diabetes es por definición una hiperglucemia crónica (nivel de glucosa en sangre alto, >126  mg/dl en ayunas) que bien puede deberse a un defecto en la secreción de la insulina o de la acción que ésta ejerce sobre los tejidos. La diabetes agrupa una sintomatología que va desde el aumento del número de micciones, incremento del apetito y de la sed, visión borrosa, cansancio y pérdida de peso. Aunque debemos diferenciar entre dos tipos de diabetes que existen, las personas con mayor probabilidad de sufrir una diabetes sobre todo la tipo 2, son aquellas que superan los 45 años aproximadamente y que acarrean además problemas de sobrepeso u obesidad, antecedentes familiares de diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia hipertrigliceridemia y madres que hayan sufrido diabetes gestacional.   IMPORTANCIA DEL CONTROL DE LA DIABETES Nuestro organismo necesita glucosa y esta se obtiene al degradar o digerir los alimentos ingeridos en la dieta. Las células apresan las moléculas de glucosa que circulan por la sangre para quemarlas ySigue leyendo...

Ejemplo de dieta para diabéticos

Desayuno: café con leche desnatada ó infusión de té rojo o verde + cereales (no azucarados ni de  chocolate) ó 2 biscotes con mermelada sin azúcar. Media mañana: 1 fruta ó yogurt desnatado ó 1 barrita de cereales sin azúcar ó 2 biscotes con pavo ó queso fresco desnatado. Comida: ensalada de pasta ó tomates con queso fresco + lentejas ó espinacas con garbanzos ó berenjenas ó pimientos rellenos de carne picada y cebolla + infusión ó café sólo ó con leche desnatada. Media tarde: leche desnatada con café ó zumo de limón ó pomelo ó té rojo sólo o con leche desnatada ó 4 galletas sin azúcar ó yogurt desnatado. Cena: ensalada de tomate, lechuga, huevo (sin yema), cebolla y atún ó parrillada de verduras ó ensalada de col y zanahoria con salsa de yogurt ó puré de verduras + revuelto de ajetes y gambas ó lenguado a la plancha ó pechuga de pollo ó ternera + infusión. Recena: yogurt desnatado ó leche desnatada.

Dieta sin lactosa

ALIMENTOS NO PERMITIDOS - Leche y derivados: Leche de vaca entera, desnatada, descremada, condensada, evaporada, queso fresco, requesón, cuajada, petit suisse y otros lácteos (natilla, flan, arroz con leche, postres lácteos que no necesitan frío...), batidos de sabores. - Carnes y derivados: productos de charcutería (salchichas comerciales y embutidos, etc.). - Cereales, patatas y derivados: Purés y sopas elaborados o enriquecidos con leche o lácteos. Pastelería y repostería: crepes, bollos, bizcochos, galletas, pastas, etc. - Bebidas: Bebidas alcohólicas. - Grasas: Mantequilla, nata, margarinas sin especificar si son vegetales 100% o llevan contenido animal o leche. - Otros productos que incluyan entre sus ingredientes todo lo que contenga leche de vaca: chocolate con leche, sugus, productos de bollería, pastelería y repostería rellenas, helados.   ALIMENTOS PERMITIDOS - Leche y sustitutos: Leche vegetal o de soja, o preparados de soja que se componen de proteínas de soja, aceites vegetales e hidratos de carbono. Productos derivados de la leche de soja como el tofu y los postres. Para quien no es alérgico pero tiene intolerancia a la lactosa:Sigue leyendo...

Crema de calabaza con copos de alga nori

INGREDIENTES Calabaza, Cebolla, Patata, Queso fresco (opcional), Agua, Sal, Aceite de oliva, Nata líquida, Alga Nori en copos, Pipas de calabaza. PREPARACIÓN - Preparamos la calabaza retirando la piel y las pepitas. - Pelamos la patata y la cebolla para hacer trozos pequeños. - En una cacerola añadimos la patata, la cebolla y la calabaza, cubriendo con agua y cocemos durante unos minutos hasta que la patata esté tierna (aprox. 20 minutos) - Batimos añadiendo aceite de oliva y el agua de cocer las verduras según la textura deseada. - Opcionalmente podemos añadir queso fresco para dar cremosidad al conjunto. - Presentamos en un cuenco, decorando con nata líquida (puede ser nata vegetal) y copos de alga nori. - Se puede acompañar con pipas de calabaza peladas. NOTAS Opción Vegana: sustituir el queso fresco por tofu y la nata por nata vegetal (avena, soja, etc.) Texto: Biocuisine (www.biocuisinemadrid.com) - Fotografía: Gastronomía verde con licencia de TheFoodBooks

Pan de tomates secos, aceitunas negras y orégano

INGREDIENTES Harina de trigo, Harina integral de Centeno, Levadura prensada, Agua templada, Tomates secos, Aceitunas negras, Orégano, Sal, Aceite de oliva.   PREPARACIÓN - Picar los tomates secos y añadirlos en un cuenco con aceite de oliva virgen para que se hidraten. - Picar las aceitunas negras. - En un bol grande añadir harina de trigo, harina integral de centeno y sal. - Incorporar los tomates secos y las aceitunas picadas junto con una cucharadita de orégano. - Disolver la levadura prensada (tipo panadero) en un vaso de agua templada y añadir poco a poco al bol, removiendo con un tenedor. - Trabajar la mezcla con las manos, añadiendo agua y/o harina para poder conseguir una masa de textura adecuada. - Terminar de amasar y dejar reposar durante 30/45 minutos para que la masa fermente. Se puede introducir en el horno precalentado a 50º durante unos minutos junto con un recipiente con agua, para favorecer ese proceso. - Pasado ese tiempo,Sigue leyendo...

La fibromialgia y su comprensión energética

Podríamos describir la fibromialgia como “la enfermedad del hacer”, nos hemos impuesto muchas tareas en la vida, hemos hecho todo y más, hemos buscado energía de donde no la teníamos, puede que con estimulantes y de otras formas artificiales, y ahora, esta energía ancestral y constitucional, que se recoge principalmente en nuestros riñones, esta totalmente agotada. Hay que volver a regenerarla, pero es cuestión de tiempo, paciencia y cariño hacia uno mismo. Así, el cuadro de síntomas de la fibromialgia es complicado: • El cuerpo físico está débil y rígido. • Hay sangre ácida. Es fundamental generar una buena calidad de sangre - ligeramente alcalina-, ya que la acidez en la sangre es producida por una alimentación caótica y unas emociones desequilibradas. • El sistema nervioso está vulnerable e hipersensible. Hay falta de sueño profundo. • Los riñones, base de nuestra energía constitucional y ancestral, están agotados. • Nuestro hígado tiene que ser depurado; a nivel físico -con una alimentación sana-, pero también con un equilibrio mayor en nuestras emociones. Hay acumulación de emociones pasadas, no depuradas, que están creando toxicidad. Al tratarse de la enfermedad del “Hacer”, paraSigue leyendo...