Sal como dentrífico

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Si por alguna circunstancia
nos quedamos
sin pasta de dientes
podemos limpiarnos
poniendo un poco de sal
en el cepillo y además
de combatir la placa
bacteriana es blanqueador,
endurece las encías
y nos previene del mal
aliento.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts