Geoterapia: Uso de la arcilla

La geoterapia se refiere a los efectos terapéuticos presentes en la tierra y que pueden ser aprovechados en beneficio de nuestra salud. El manejo de las arcillas es muy antiguo, seguro y fácil de usar. Los médicos egipcios ya las utilizaban para tratar inflamaciones y enfermedades reumáticas. Asimismo por ser un gran antiséptico también eran utilizadas por los embalsamadores. Su composición química fue establecida en el siglo XIX y sus propiedades físicas y aplicaciones médicas en el primer tercio del XX. Geológicamente la arcilla es una roca sedimentada, en forma granulada, procedente de la erosión lenta de las piedras graníticas. Sus componentes principales son: sílice (refuerza los tejidos elásticos como uñas y pelo), silicato de alúmina (buen regulador intestinal), óxido de hierro (antianémico), óxido de magnesio (regenerador celular y estimulante de la secreción hepática) y calcio (conservación de huesos, dientes y tendones). Se administra por vía interna o por vía externa en compresas o cataplasmas. En naturopatía se utilizan distintos tipos de arcillas y barros según sus propiedades, dependiendo de las afecciones que seSigue leyendo...