Recetas para niños: Crema de lentejas rojas

Los nutricionistas recomiendan la presencia de frutas, verduras y legumbres en la dieta diaria infantil. Os proponemos estas RECETAS PARA NIÑOS para animarles a probar estos alimentos de un modo diferente y atractivo.

TIPO DE RECETA.- VEGANA / DIFICULTAD.- SENCILLA / NÚMERO DE COMENSALES.- 6-8

UTENSILIOS QUE NECESITAS.- Una olla y una batidora.

INGREDIENTES.- 1 cucharada de aceite de oliva, 200 g de lentejas rojas, media cebolla, medio tomate pelado, 1 diente de ajo, media cucharadita de cominos molidos, 1 litro de agua, 1 cucharadita de sal marina atlántica.

PREPARACIÓN.- Se ponen en una cazuela todos los ingredientes menos el aceite y la sal, y se deja hervir a fuego lento durante 25 minutos. Se pasa por la batidora hasta conseguir una crema fina. Se añade la sal y el aceite y se bate de nuevo.

SUGERENCIAS.- Puedes hacer esta misma receta con la legumbre que desees: garbanzos, azuki o con las lentejas habituales. Puedes añadir los restos de verduras que tengas en la nevera: calabacín, zanahoria, calabaza, etc, y convertirla en una receta de aprovechamiento.

CONSERVACIÓN.- Aunque lo ideal es comerla recién hecha o durante los tres primeros días. Las personas con poco tiempo y que quieran comer bien, pueden congelarla en raciones individuales. De este modo les aguanta hasta tres meses.

SUGERENCIAS DE CONSUMO.- Ideal e invierno, como primer plato en el almuerzo, o como plato único en la cena, quizá acompañada de una pequeña ensalada cruda.

CONSEJO NUTRICIONAL.- Las legumbres son muy ricas en hierro. Como hierro “no hemo”, es decir, el que procede de fuentes vegetales, se absorbe mejor en presencia de vitamina C. Por ello puedes servir la crema con perejil fresco picado por encima o daditos de pimiento rojo picado crudos, ambos muy ricos en vitamina C. También puedes acompañarla con zumo de mandarina, otro excelente complemento de vitamina C. De esta forma, la receta se convierte en una forma ideal para entrar en calor los fríos días de invierno, a la vez que se previenen catarros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *