ácido úrico

Ácido úrico

La alimentación es una de las bases principales de nuestra salud. Es fundamental saber alimentarse adecuadamente en cada etapa de la vida, y más aún en caso de sufrir algún problema de salud. Una correcta alimentación puede influir positivamente en muchas patologías, y ayudarnos a recuperar nuestro equilibrio y mejorar nuestra salud. El ácido úrico es un producto de desecho que se produce de forma natural en el organismo tras metabolizarse las purinas (componentes de ciertas proteínas). La mayor parte del ácido úrico se disuelve en sangre, viaja hasta los riñones y se elimina a través de la orina. Las concentraciones normales de ácido úrico en sangre son aproximadamente de 2.40 - 5.70 mg/dL. Cuando el organismo acumula una cantidad mayor se denomina HIPERURICEMIA La Hiperuricemia puede deberse a una mala alimentación (ingesta excesiva de alimentos ricos en purinas), a un exceso de producción o a un defecto en su eliminación. Cuanto mas tiempo se mantengan elevados estos niveles mayor probabilidad habrá de desarrollar GOTA. LaSigue leyendo...
banco de recuerdos

Banco de recuerdos

“Banco de Recuerdos”, iniciativa promovida por la Fundación Reina Sofía se trata de una web que funciona como “biblioteca virtual de emociones y experiencias”. Cualquier persona puede “donar” un recuerdo, una pequeña parte de su vida que queda almacenada en el banco, donde otros pueden acceder a ella. Si te gusta una de las experiencias que los donantes han querido compartir puedes apadrinarla haciendo un pequeño donativo; toda la recaudación está destinada a la investigación sobre la enfermedad. Es un modo poético y emotivo de colaborar con un problema que es de todos, no solo de quien lo padece. www.bancoderecuerdos.com

Suplementos alimenticios antiage

Con el paso de los años tienen lugar toda una serie de cambios a distintos niveles del organismo que derivan en una función disminuida o alterada de diversas funciones orgánicas y que el individuo percibe como un signo irrefutable de ‘envejecimiento’. Algunos de los cambios que se hacen más patentes son: - en la piel: adelgazamiento, pérdida de flexibilidad y elasticidad, así como menor hidratación y turgencia. - en el cabello: alopecia androgénica (caída de cabello), especialmente en varones, aunque en menor medida también puede darse en mujeres. - en la vista: vista cansada, pérdida de agudeza visual, degeneración de la retina o mayor presión intraocular. - en el cerebro: pérdida de funciones cognitivas a partir de cierta edad (variable según cada persona), menor concentración y en definitiva, una menor agilidad mental. En algunos casos se llegan a dar deterioros neurodegenerativos de una cierta entidad (ej. Alzheimer). - en el sistema cardiovascular: fruto de un ‘estrés oxidativo’ presente durante toda una vida junto con unos hábitos no siempre saludables, el sistema cardiovascular muestra a menudo claros síntomas de deterioro a distintos niveles (ej. hipertensión, arritmias, problemas circulatorios,Sigue leyendo...

Programa antiage – Envejecer con salud

Desde mi punto de vista no existen realmente las terapias “antiaging”, ya que hagamos lo que hagamos seguimos envejeciendo. No obstante desde la naturopatía si existen determinadas terapias, relacionadas fundamentalmente con el estilo de vida y el modo en que nos alimentamos, que sí pueden retrasar el envejecimiento, o al menos conseguir que este no se asocie a un deterioro excesivo de la salud. Mantener una apariencia saludable debe ser el resultado de un envejecimiento saludable. Es decir, si estamos sanos, tendremos un buen envejecimiento, entendiendo por buen envejecer hacerlo al ritmo de la naturaleza. En seguida nos damos cuenta de que una persona enferma envejece mas rápido, y de forma más acusada que una sana. Por lo tanto, si queremos envejecer bien, es preciso mantenerse sano… o hacer trampas (cirugía, medicaciones, etc.). La excesiva preocupación de nuestra sociedad por la apariencia externa provoca que se busque esta “juventud eterna”, sin tener en cuenta que si bien la cirugía y otros métodos de mejora estética generan una apariencia de más juventud, lo cierto es que interiormente se sigue igual de viejo. Es como algunos alimentos transgénicos, bellos por fuera y podridos porSigue leyendo...

Envejecimiento y terapias antiage

Cada vez vivimos más años. En las sociedades desarrolladas, el acceso de la práctica totalidad de la población a la sanidad básica y al agua potable, así como la mejora en la alimentación y en los hábitos de higiene, han triplicado la esperanza de vida en poco más de un siglo. Y todo parece indicar que cada vez viviremos más. Al mismo tiempo que cumplimos años, crece nuestro deseo de vivir todas las etapas vitales, y especialmente la vejez, de forma saludable y plena, evitando en la medida de lo posible el deterioro asociado a la edad. El envejecimiento es un proceso paulatino y progresivo que implica cambios estructurales y funcionales en el organismo. A medida que avanza el envejecimiento aumenta la materia grasa, disminuye la masa muscular y se produce el deterioro de muchas funciones, en especial las de los órganos de los sentidos (visión, audición) y las del sistema respiratorio, cardiovascular, renal y el músculo-esquelético. Sin embargo, el envejecimiento no afecta aSigue leyendo...