Ácido úrico

La alimentación es una de las bases principales de nuestra salud. Es fundamental saber alimentarse adecuadamente en cada etapa de la vida, y más aún en caso de sufrir algún problema de salud. Una correcta alimentación puede influir positivamente en muchas patologías, y ayudarnos a recuperar nuestro equilibrio y mejorar nuestra salud.

El ácido úrico es un producto de desecho que se produce de forma natural en el organismo tras metabolizarse las purinas (componentes de ciertas proteínas). La mayor parte del ácido úrico se disuelve en sangre, viaja hasta los riñones y se elimina a través de la orina. Las concentraciones normales de ácido úrico en sangre son aproximadamente de 2.40 – 5.70 mg/dL. Cuando el organismo acumula una cantidad mayor se denomina HIPERURICEMIA

La Hiperuricemia puede deberse a una mala alimentación (ingesta excesiva de alimentos ricos en purinas), a un exceso de producción o a un defecto en su eliminación. Cuanto mas tiempo se mantengan elevados estos niveles mayor probabilidad habrá de desarrollar GOTA. La GOTA, puede ser producida por diversas causas, y en función de estas se divide en PRIMARIA o SECUNDARIA. La primaria es la que padecen la mayoría de personas, y en estos casos no hay otra enfermedad que la cause. Puede darse por dos situaciones, porque se produzca demasiado ácido úrico o porque disminuya su eliminación por el riñón.

La secundaria en cambio, suele estar originada por otra enfermedad o motivo: leucemia, anemia hemolítica, hipotiroidismo, insuficiencia renal, algunos medicamentos… La GOTA presenta tres fases:

-Ataque agudo de gota: puede producirse en cualquier articulación, aunque lo mas frecuente es que afecte al dedo gordo del pie pero puede darse también en rodillas, tobillos y hombros. La acumulación de ácido úrico en este punto produce inflamación y como consecuencia un dolor muy intenso, sobre todo el primer y segundo día. Normalmente , el primer ataque afecta a una sola articulación pero si se produjeran sucesivos ataques podría afectar a varias zonas.

-Gota intercrítica: período de tiempo entre dos ataques de gota. Este espacio de tiempo varía en función de la persona y de sus hábitos de alimentación, estilos de vida, etc.

-Gota tofacea crónica: los tofos gotáceos son nódulos que se forman debajo de la piel, no son dolorosos pero aumentan de tamaño si los niveles de ácido úrico se mantienen elevados. Con relación a los síntomas que produce la GOTA, en ocasiones es una situación asintomática, pero un porcentaje considerable de enfermos de gota llegan a tener cálculos renales de tipo úrico cuando el ácido cristaliza en el riñón, también se acumula en las articulaciones provocando inflamación de las mismas, siendo la mas común en el dedo gordo del pie aunque puede darse también en otros huesos. Las personas que padecen estos ataques sufren grandes dolores. Los factores que lo producen, algunos tenemos la posibilidad de modificarlos y así mejorar la enfermedad, en cambio otros no.

 

Factores NO modificables:

-Edad: El riesgo a desarrollar GOTA aumenta con la edad. Personas que han mantenido niveles elevados de ácido úrico durante tiempo tendrán mayor posibilidad de desarrollar GOTA.

– Sexo: Los hombres tienen mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad frente a las mujeres, esto es debido a los estrógenos aunque con el paso de los años y la llegada de la menopausia las probabilidades se igualan.

– Antecedentes familiares.

 

Factores modificables:

-Sobrepeso: disminuir el sobrepeso favorece que bajen los niveles de ácido úrico.

-Cambios en el estilo de vida: Factores como el consumo habitual de alcohol, de cafeína o las situaciones de estrés favorecen el aumento de los niveles de ácido úrico.

-Cambios en los hábitos de alimentación: Otras enfermedades crónicas asociadas como la diabetes, la hipertensión arterial y la hipercolesterolemia favorecen aumento de los niveles de ácido úrico, por tanto, cambios en los hábitos de alimentación mejorarán los niveles de ácido úrico y al mismo tiempo harán que mejoren estas enfermedades que mejoraran así mismo los niveles de ácido úrico.

Debemos de tener en cuenta este punto y mencionar los alimentos que aumentan los niveles de ácido úrico.

1. Cerveza y otros licores. Es lo que mayor efecto tiene sobre los niveles de ácido úrico. Con el consumo de estos, el riesgo de aumentarse el ácido úrico crece considerablemente.

2. Carnes rojas y derivados, carnes de caza, vísceras, pescado y mariscos. No es tan importante la cantidad de proteína aportada con la dieta como la fuente de la misma. Reducir el consumo de carne roja y pescado principalmente, será una de las medidas a tomar cuando presentemos niveles elevados de ácido úrico. En el caso del pescado, y teniendo en cuenta que es la mejor fuente de ácidos grasos omega, se recomienda su consumo a través de suplementos de aceites de pescado y de fuentes vegetales como la linaza y las nueces. El aporte de estos ácidos grasos es fundamental por el efecto protector cardíaco que tienen.

3. Las legumbres son también fuente de purinas, de entre todas siendo las lentejas las de mayor contenido de las mismas, en el caso de consumirlas se  recomienda desechar el caldo de cocción. Se recomienda preferiblemente se utilicen en su lugar garbanzos, soja, alubias.

4. Alimentos como esparrago, espinaca, lentejas, coliflor… Por todo ello, hay una serie de recomendaciones que podemos seguir para mejorar nuestros niveles de ácido úrico:

-Ingerir mas frutas y verduras frescas.
-Cereales y granos integrales.
-Huevos y lácteos son fuentes proteicas con bajo contenido en purinas.
-Aumentar la ingesta de agua, al menos consumir de 1,5 – 2 litros de agua al día.

El objetivo es diluir la orina y eliminar la mayor proporción de ácido úrico a través de la misma.
-Importante mantener los hábitos de alimentación y estilo de vida incluso en las fases asintomáticas.
-Realizar actividad física. Esto mejorara la circulación, ayuda a regular la presión arterial y a prevenir el sobrepeso, o en el caso de que ya exista a reducirlo.
-Evitar situaciones de estrés.
-El empleo de algunas infusiones están relacionadas con la disminución de los niveles de ácido úrico, entre otras, la alcachofa, cola de caballo, diente de león, bardana, zarzaparrilla…
-Evitar el café, te, bebidas a base de colas y bebidas gaseosas.
-Se debe evitar el ayuno prolongado.
-Es conveniente mantener un peso adecuado.
-Evitar las bebidas y alimentos con fructosa añadida. La mayoría de estos productos son galletas, zumos de frutas, otras bebidas azucaradas, barritas de cereales… muchos de los productos bajos en calorías llevan la fructosa como edulcorante. Se deben revisar las etiqueta nutricionales.

Author: Equipo de nutricionistas Sbeltary

Aunque actualmente, se relaciona más el cuidado de la alimentación y en consecuencia de la dieta, con el objetivo de conseguir una figura que se adapte a los cánones marcados por la sociedad, lo cierto es que se debería enfocar para promover la salud y prevenir las enfermedades. Así mismo, se debería tener en cuenta que alcanzar el peso saludable no solo mejora la figura sino que también mejora la presión arterial, el sistema circulatorio, el sistema respiratorio, el aspecto de la piel… En definitiva, la salud en general.


El profesional mejor cualificado para prestar servicios relacionados con la nutrición y la dietética es el dietista-nutricionista, y se define como: Profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en alimentación de una persona o grupo.


Desde Sbeltary te ayudamos a conseguir tus objetivos, bien sean adquirir hábitos alimentarios mas sanos, como mejorar cualquiera de las dolencias relacionadas con la alimentación, como pueden ser, entre otras: obesidad, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, dislipemias, hidropesía (retención de líquidos),…


Durante nuestros años de experiencia en el ámbito de la nutrición y la dietética hemos realizado estudios dietéticos, elaborando dietas personalizadas para casos de sobrepeso, obesidad, hipertensión, diabetes, hipercolesterolemias, hipo e hiperteroidismo, deportistas, etc., siendo, para nosotros, muy importante hacer un seguimiento cercano y personal para garantizar la consecución de los objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *