tratamientos naturales para la cistitis

Tratamientos naturales para la cistitis

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Las mujeres son muy propensas a las infecciones urinarias cuyos síntomas son muy molestos. Las infecciones urinarias y las inflamaciones de vejiga son disfunciones que afectan principalmente a las mujeres: entre un 10% y un 20% las sufren, al menos una vez al año.

¿Por qué ocurren?
La vejiga está muy vinculada a sus órganos vecinos: intestinos, útero y ovarios. Las bacterias se introducen en la uretra por contaminación fecal o por secreciones vaginales que llegan al sistema urinarios a través del torrente sanguíneo. La bacteria Escherichia coli es la que provoca en la mayoría de los casos los cuadros de cistitis. El estreñimiento y la toma de ciertos antibióticos son otros de los factores que favorecen el desarrollo de infecciones urinarias. Uno de los principales síntomas son las micciones frecuentes, los ardores urinarios, el falso deseo de orinar y cuando la infección alcanza la parte superior, dolores en la zona lumbar, fiebre, náuseas, vómitos y hematuria.

Tratamientos naturales para la cistitis
Los laboratorios Pranarôm junto con los médicos de SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Cabecera) están actualmente en la preparación del protocolo para realizar el estudio clínico sobre cómo tratar la cistitis con aromaterapia científica. Gracias a este estudio se podrá demostrar a la comunidad médica sobre las propiedades curativas de los aceites esenciales en base a su diversidad de moléculas activas. Los aceites esenciales, de gran poder bacteriano, son una vía muy efectiva y natural para combatir este tipo de infección. Los aceites esenciales de romero quimiotipo cineol, de tomillo quimiotipo tuyanol, de salvia sclarea, de mejorana, de árbol del té, de Palmarosa, y los de orégano o canela son los más apropiados para esta afección.

Es importante tomar prebióticos durante el tratamiento. Los prebióticos son ingredientes nutritivos no digestibles que afectan benéficamente estimulando selectivamente el crecimiento de una o más bacterias benéficas para la salud del colon. Pueden obtenerse de forma natural en semillas y raíces de algunos vegetales como la cebolla, el ajo, la alcachofa, espárragos, cebada, centeno, garbanzos… También es importante que añadas a tu dieta diuréticos naturales, como las infusiones de gayuba o los concentrados de arándanos, para facilitar la micción. Puedes recurrir a los lavados con aceites esenciales de árbol de té, manzanilla romana o con esencia de bergamota, en diluciones bajas, entre 0,5% y 1% de aceite esencial y en agua caliente. Notarás como te calma.

Finalmente, puedes intercalar la toma de cápsulas de aceite esencial de orégano compacto o alguna sinergia que aúne orégano compacto con otros aceites esenciales como la canela, antibacteriano de amplio espectro, y algún otro aceite esencial que sea antiespasmódico y calmante. Puedes tomar 2 cápsulas, 3 veces al día, durante 5 días, preferiblemente en medio de las comidas, para evitar el regusto del orégano.

Abstenerse durante el embarazo y la lactancia y en niños menores de 6 años. Las cápsulas de orégano no deben tomarse a dosis elevadas durante más de 3 semanas seguidas para no sobrecargar al hígado. Para conseguir un tratamiento aún más rápido, si cabe, puedes alternar esta posología con la toma de una gota de aceite esencial de ajedrea y una gota de romero quimiotipo cineol mezcladas en un comprimido neutro, una cucharada de miel o una miga de pan, 3 veces al día. Te recomiendo que tomes, durante una semana, las cápsulas de orégano, y a la siguiente alternes con esta última opción.

Tratamientos naturales para la cistitis: Texto cortesía de la publicación “Soluciones Esenciales” de laboratorios Pranarôm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts