feng shui el chi

Feng Shui – El Chi

Partimos de la base que todo y todos somos energía. Podemos tener un cuerpo perfecto que sin una energía vital que lo anime no es absolutamente nada. Lo mismo podemos decir de un lugar: la sensación que tenemos en un parque botánico no es la misma que en un monte aunque tengamos en consideración los mismos árboles. Esto es así por que la naturaleza crea un sistema que si no es el ideal (seguramente en un entorno especial se pueda mejorar) sí hace una simbiosis única con una energía creada a su imagen. Esa energía tiene una característica básica: tiene que moverse, tiene que circular. Los flujos de energía son llamados por la cultura china meridianos y por la tradición ayurvédica srotamsi. En un entorno físico los chinos lo llamaron tigre y dragón. Esa es una manera de explicar dos energías: una activa y otra pasiva, una destructora y otra conservadora. En Feng Shui debemos encontrar no sólo estas grandes corrientes sino los “raíles” de la energía (que ellos llaman chi) en cada lugar; para lo cual podemos emplear las varillas o el péndulo (aunque también haySigue leyendo...
bagua 9

Feng Shui Bagua 9: El carisma del ganador

El Bagua 9 en Feng Shui es el que está situado en la pared opuesta a la de la puerta en la zona del centro, es decir al fondo del plano, si estamos trabajando con el Feng Shui intuitivo y con la dirección Sur de la casa si trabajamos con la brújula. Esta área se identifica habitualmente con el poder, la fama, el honor o el reconocimiento. Lo que tiene en común todo ello es nuestra capacidad de brillar; no en vano este bagua se denomina Li que significa fuego y por lo tanto iluminará nuestra demostración en el mundo, nuestra imagen de cara al exterior. Cuando en esta zona tenemos elementos de fuego como una gran ventana en el caso de la oficina o la cocina en el caso de la casa se supone que estamos ante la mejor de las curas. Entonces ¿todos los que no tenemos esta distribuición aquí no podemos “brillar”? Desde luego que si. Evidentemente no es el mejor sitio para tener un baño o una fuente con gran cantidad de agua (si tiene mucha luzSigue leyendo...
Feng Shui Bagua 5 el tao

Feng Shui Bagua 5: el Tao

Tradicionalmente en Feng Shui se identifican 8 puertas o bocas de dragón pero el espacio del centro que queda de esa cuadrícula se denomina como un bagua más, aunque no sea boca pues no está en los extremos. Estamos hablando del Bagua 5 que se denomina Tao. El Feng Shui como arte surge en la época del Taoísmo, en una cultura en la que se valora el yin como aspecto receptivo, sereno y pacífico en contraste con el yang como aspecto aportador, activo y agresivo -sin las malas connotaciones de la palabra como emoción, sino más bien como forma de introducción en nuestra esfera energética-. Dentro de esta ambivalencia es habitual ver la figura del Tao en la que Yin y Yang se abrazan, y el yin tiene un aspecto del yang como viceversa. De esta forma se evitan los conceptos absolutos. La esfera de pensamiento en la que surge el Feng Shui es muy importante para poder entender este bagua ya que se trata del más espiritual de todos, de aquel que nos permite recuperar nuestro propio centro. Nuestro eje vital, nuestro chi. El taoísmo diceSigue leyendo...

Feng Shui Bagua 2

Quiero tener pareja. Quiero mejorar las relaciones con mi pareja. Quiero dar un empujón a mi novi@ para que se decida y se venga (o nos vayamos) a vivir juntos. En todo esto ¿cómo ayuda el Feng shui? En nada. El Feng shui no ayuda. No sirve como un amuleto. No es magia ni vudú. No es ninguna actividad manipuladora por mucho que los libros –sobre todo los que emplean el sistema americano en sus planteamientos- den la impresión de lo contrario. Un buen Feng Shui no siempre –de hecho casi nunca- viene acompañado de grandes cambios externos. Este arte busca la armonía. Si ponemos por caso que lo hacemos en una casa quizás hayamos leído en algún libro que el llamado bagua 2 es el de la pareja y por eso decidimos poner ahí el dormitorio de matrimonio. Quizás hubiese que matizar esto antes de pasar a mayores. Cuando hablamos del bagua 2 nos referimos a él como perteneciente al elemento tierra. Este elemento tiene características como la nutrición, la seguridad, la receptividad y la escucha, es acogedora, reforzante, amorosa. Seguramente cualidades todas ellas que quisiéramos enSigue leyendo...

Feng Shui Bagua 1- El cambio personal

Al valorar la energía del bagua 1 debemos saber que en principio se ha denominado el área del trabajo, de los negocios y de los viajes pero en realidad ¿qué tienen estos tres temas en común para alguien que no es representante o similar?. Quizás el bagua 1 sólo se pueda mirar en los empresarios de alto standing o en las agencias de viajes. No, evidentemente. El bagua 1 en realidad nos habla de la armonía que debemos tener para conseguir un movimiento continuo y fluido que nos permita cambiar y admitir nuevas informaciones, ser personas nuevas de continuo… no somos los mismos que cuando nacimos, hemos cambiado y gracias a todo lo que hemos pasado, a todos los cambios, a todas las decisiones bien o mal tomadas, somos una nueva persona que para dentro de un rato, con la nueva información y asimilación correspondiente, quedará atrás para conformar el siguiente paso. Ese es el cambio personal, eso es lo que valora este bagua.   FENG SHUI BAGUA 1 Hay una ley básica de la naturaleza que dice que “No cambio significa muerte”. Tal vezSigue leyendo...

Feng Shui, viajes y recuerdos

Uno de los objetivos que todos tenemos es poder vivir. Y si podemos vivir bien mejor. ¿O no? Para ello debemos mirar a nuestro alrededor. ¿Vivimos por encima de nuestras posibilidades?¿Vivimos en un ambiente mediocre? ¿Qué cuentan nuestros muebles de nosotros? ¿Qué tipo de gente tiene los adornos y complementos que nosotros tenemos? ¿En qué estado están? Salir del bucle en el que nos metemos implica hacer cosas diferentes, no aquellas a las que nos lleva la inercia o el “hasta aquí puedo llegar”. Ser emprendedor o saber aceptar órdenes marca la diferencia, pero debemos ser aquello que realmente cuadre con nosotros y no con nuestras expectativas o ambiciones. Y menos aún con las de nuestro entorno. El Feng Shui no es un amuleto pero sí una serie de pautas que tratan de armonizar el entorno, el lugar, con los seres vivos. No se trata de llenar la casa como las de las revistas porque así puedo ser como los famosos, eso sólo nos alejará más de nuestro centro; sino de identificar con humildad quienes somos, cuales son nuestros límites y reflejarlo sin ampulosidades pero también sin complejos. SiSigue leyendo...

Feng Shui Elemento Tierra

El flujo del chi puede verse afectado por las emociones, los excesos, los trastornos alimentarios y respiratorios, la ausencia o descompensación del chi celestial (ionización) etc. La sensación de plenitud propia del ser se basa en el libre flujo del chi. Para que esto suceda debemos dejar que fluya la armonía de la persona o del lugar, que tenga espacio para moverse. En feng shui esto se traduce en el libre movimiento de la serpiente. A menudo cuando me solicitan el feng shui para una tienda de decoración tengo que recordar que sobrecargan de información visual. Esto significa que la vista se queda atascada y el cerebro no llega a registrar toda la exposición porque podríamos decir que se empacha. Eso supone una pérdida de calidad. El elemento tierra, relacionado en el feng shui de animales con la serpiente, se atasca. Al bloquearse nos impide identificar y por lo tanto esa información visual se convierte en inasimilable en ese momento y prescindible para la próxima vez que la veamos porque la descartaremos como unSigue leyendo...

Feng Shui, energía armónica

Todo practicante de Feng Shui debiera saber que hacer los cambios parte de su propia sintonía con la tierra, con las venas de dragón pero también con su armonía con el ki celestial. Eso significa que todo estudio de Feng Shui se realiza desde la energía vital del experto. No importa si el trabajo es grande o pequeño, lo que de verdad importa es que la conexión con la energía vital del entorno sea lo más fluida posible para que nos desgastemos lo mínimo imprescindible. Por esa razón puede haber códigos diferentes, órdenes totalmente contrarias dependiendo de las escuelas que conozcamos o que represente cada profesional, pero en el fondo el remedio será o no válido dependiendo de la canalización que cada profesional haya hecho. Eso significa que alguien enfermo o que le dé demasiada prioridad a los datos técnicos sin buscar su propio equilibrio no será nunca un buen experto. Necesitamos cultivar nuestra salud, nuestra armonía con el ki de cielo y tierra, de viento y agua para poder ser efectivos. Si partimos de esa base podemos entender la tradición del doble pago que incluso los másSigue leyendo...

La limpieza en Feng Shui

La observación suele ser nuestra mejor aliada: si observamos suciedad en las paredes que no tiene mucho motivo (recién pintado y casi sin usarse ya empieza a aparecer la suciedad, o en otros casos por mucho que limpiemos no se terminan de quitar las manchas…). Si notamos malos olores que no somos capaces de identificar, cargazón de la casa o la oficina porque se vuelve “irrespirable”…(a veces decimos que “huele a humanidad”, especialmente en lugares donde hay mucha actividad mental, pero en realidad no es exactamente olor porque al tratar de identificar la posible acidez no podemos decir categóricamente que sea por eso). Ese tipo de casos se deben al exceso de energía mental que el lugar no puede absorber. Si se trata de una situación puntual no importa mucho, pero si se trata de un aula, de una oficina o de una sala de reuniones debemos eliminar la energía congestiva -o el shar chi- de la zona. Pero para reconocer estos sitios lo mejor es observar las plantas en caso de que las haya: suelen estar mustias y decaídas por muy buena mano que se tenga para ellas. EsSigue leyendo...

Feng Shui – Elemento Agua

En la tradición china el agua es el elemento del invierno, aquel que se refuerza en esta época reestructurándose de agotamientos pasados. Según la filosofía de la Medicina Tradicional China o la Naturopatía, con la llegada del invierno debemos estabilizar los procesos que se han quedado sin acabar en el otoño, y reforzar el elemento agua para pasar un buen periodo invernal, y favorecer así llegar a la primavera fortalecidos ante las alergias o las limpiezas propias de la época. Pero a veces es necesario recurrir al Feng Shui porque este proceso de fortalecimiento no depende sólo de lo que ingerimos o de los tratamientos que nos propone nuestro terapeuta, ya que los problemas de salud suelen empezar o agravarse en casa. Todos somos conscientes de que secar la ropa dentro de casa aporta humedad al ambiente. En lugares sobrecargados por el uso de calefacción central o por el exceso deSigue leyendo...