propiedades del boldo

Propiedades del Boldo

Nombre Botánico: Peumus boldus. Molina. GALLEGO: Boldo. CATALÁN: Bold. EUSKERA: Boldo. INGLÉS: Boldo. FRANCÉS: Boldo. ALEMÁN: Boldo. ITALIANO: Boldo. PORTUGUÉS: Boldo.

FAMILIA.- Monimiáceas.

PARTES UTILIZADAS.- Hojas.

DESCRIPCIÓN.- Algunas veces arbusto pero la mayoría de las veces es un árbol, de muy lento crecimiento, que llega a medir entre los 5 y 6 metros y que tarda varios años en convertirse en adulto. El tallo es estriado y aunque no muy grueso es robusto y soporta una espesa copa. Sus hojas perennes, son elípticas de superficie rugosa, con el contorno dentado, de color verde brillante en el frente y más opaca en el lado interior con un fuerte y agradable aroma a limón y mentol.  Tienen un tamaño de 3 a 7 cm. Cuando las hojas se secan su color se modifica y de verde pasa a una tonalidad rojiza.

Las flores son de color blanco o amarillento ceroso, pequeñas y dispuestas en racimos, unisexuales por lo que necesita de la proximidad de ejemplares masculinos y femeninos para poder reproducirse a través de la polinización. Florece en los meses de agosto y septiembre en sus zonas de hábitat natural. El fruto del boldo es una drupa en color amarillo claro, bastante pequeña y con sabor dulce la cual es comestible, tanto cruda como cocinada.

HÁBITAT.- Planta originaria de las zonas templadas de montaña en regiones de Chile, Argentina y sierra meridional de Perú. Es una planta que prospera de forma silvestre en amplias zonas andinas. En la actualidad también la encontramos cultivada en Europa, sobre todo Italia y norte de África tanto por sus  propiedades medicinales como para uso culinario. Los ambientes templados y secos son los más apropiados para el desarrollo del boldo, en zonas con temperaturas muy bajas tiene problemas para crecer y desarrollarse. Necesita de suelos ácidos y prospera perfectamente expuesto a pleno sol. Tolera los 2000 metros de altitud en los valles interiores andinos.

RECOLECCIÓN.- Se recolecta todo el año, especialmente en enero y febrero.
COMPONENTES PRINCIPALES.- Los activos más importantes en el boldo son alcaloides derivados de la aporfina, de los que se han sido aislados más de veinte, entre estos sobresale la boldina por su mayor concentración, aproximadamente el 25% del total, aunque también tienen importancia otros en menor grado como la isoboldina y la reticulina. Rico en aceites esenciales como cineol y eucaliptol, alcanza concentraciones del 3%. Por último presenta flavonoides como heterósidos de glucosa, ramnosa, arabinosa, taninos y glucósidos como la boldoglucina.

En la Farmacopea Europea las concentraciones de alcaloides requeridas para la hoja y expresadas como boldina son de 1% para la hoja, 0,5% para los extractos acuosos y 1% para los extractos hidroalcohólicos.

PROPIEDADES Y ACCIÓN.- El boldo es una planta que destaca a nivel terapéutico por su actividad como protectora hepática, su acción benéfica sobre el aparato digestivo y como sedante suave. En su actividad hepática y biliar actúa como colerético, esto es aumenta la producción de bilis en el hígado, y colagogo facilita el vaciamiento de esta bilis por parte de la vesícula biliar. Estas dos acciones hacen que el boldo sea indicado en casos de congestión hepática y en trastornos funcionales de la vesícula biliar (disquinesia biliar).

Por sus propiedades hepáticas se recomienda su uso en casos de ictericia, hígado graso, inflamación hepática, cólicos hepáticos, cirrosis, etc. También por sus efectos depurativos del hígado ayuda a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) y las transaminasas altas. En cuanto a sus efectos sobre la vesícula biliar el boldo es una de las más apreciadas ya que es capaz de producir cambios en la composición química y las características físicas de la bilis. Esta transformación hace una bilis más fluida y disminuye la propensión a que aparezcan piedras o cálculos debido a que impide que la bilis precipite formando nuevos cálculos o aumentando de tamaño los ya formados.

El boldo es un excelente amigo del aparato digestivo, estimula sus funciones y ayuda en los casos de digestiones lentas y difíciles, actuado como estimulante estomacal y facilitando la digestión (eupéptico). Por su contenido en aceites esenciales, mejora de forma notable los molestos gases estomacales disminuyendo su formación y ayuda a expulsar los ya existentes, por lo que es muy recomendable en casos de hinchazón de vientre, presión estomacal, meteorismo, etc.

Las cualidades antiespasmódicas del boldo lo hacen muy efectivo para calmar los dolores de estómago y reducir los espasmos digestivos. El cineol, presente en el aceite esencial del boldo, ejerce como protector de la mucosa gástrica. Como gran aperitivo que es, mejora el apetito en personas con inapetencia. También tiene acción como laxante moderado, lo que resuelve los síntomas leves de estreñimiento. Mencionar, por último, que es recomendable para personas con gastritis, pesadez estomacal, mal sabor y sequedad bucal, dispepsias, y otras disfunciones gastrointestinales. Otras propiedades del boldo a mencionar son las diuréticas, anestésicas, ligeramente hipnóticas y sedantes, expectorantes, antiinflamatorias, antirreumáticas, prevención de coágulos sanguíneos por su condición de antiagregante plaquetario, antipirética, antihelmíntica, o fungicida.

Ayuda y refuerza el sistema inmunológico ya que sus extractos contienen diferentes tipos de agentes antimicrobianos y antibacterianos naturales que refuerzan los mecanismos de defensa del organismo.

Indicaciones/Recomendaciones.- La Agencia Europea del Medicamento (EMA) aprueba su uso tradicional para el alivio sintomático de la dispepsia y las afecciones gastrointestinales leves de carácter espasmódico. ESCOP indica además su uso disfunciones hepatobiliares menores y como coadyuvante en el tratamiento del estreñimiento.

CONTRAINDICACIONES.-
El boldo está totalmente contraindicado en caso de obstrucción de las vías biliares. No tomar durante periodos largos de tiempo sin consultar a un profesional de la salud. ABSTENERSE DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA.

INTERACCIÓN CON MEDICAMENTOS.- Atención en personas que utilizan agentes anticoagulantes o anti-plaquetas ya que puede aumentar el riesgo de sangrado. Tomado en cantidades normales, no hay descritas interacción con medicamentos.

MODO DE EMPLEO.- Infusión: 10-20 gr de sumidades floridas en 1 litro de agua o una cucharada de postre por taza o dos por vaso de agua, tomar cuatro tazas al día. Extracto fluido 1:1 (g/ml): (1:1, etanol 60%): 0,5-1 ml diarios. Tintura: (1:5, etanol 80%): 1-3 ml diarios. Extracto seco: 400 mg por día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts