Propiedades de la salvia

Nombre Botánico: Salvia officinalis L. INGLÉS: Sage. FRANCÉS: Sauge. ALEMÁN: Salbei. ITALIANO: Salvia. PORTUGUÉS: Salva. EUSKERA: Sobe, Zauri-belar. CATALÁN: Sàlvia. GALLEGO: Xarxa. FAMILIA: Labiadas.

PARTES UTILIZADAS: Hojas desecadas

DESCRIPCIÓN.- Planta leñosa, vivaz y perenne que alcanza los 60-80 cm de altura. Así como su base es leñosa sus vástagos herbáceos y se renuevan cada año. Hojas estrechas, opuestas, pecioladas, romas y rugosas, ligeramente dentadas y de color verde blanquecino, poseen un olor fuertemente aromático. Su sabor es algo amargo. Las flores van del violeta al azulado, crecen en espiga, con brácteas violáceas caducas, se unen al tallo por peciolos largos. La floración se extiende desde mayo a julio.

HÁBITAT.- La salvia es originaria de la cuenca mediterránea, crece espontáneamente en países relativamente cálidos de la Europa Meridional. En España se encuentra en llanuras, collados y laderas de las montañas calcáreas de prácticamente todo el país, en terrenos secos y soleados, aunque esta menos presente en el norte y oeste de la península. Actualmente se cultiva en numerosos países y particularmente en la zona de los balcanes.

RECOLECCIÓN.- La salvia, por regla general, se recolecta en verano, antes de la floración y se seca rápidamente en un lugar sombreado y ventilado. A menudo es posible realizar una recolección en primavera. La recogida se realiza un día soleado a primera hora de la tarde, cuando la planta ha perdido la humedad de la mañana y la presencia de aceites esenciales en sus hojas es superior.

COMPONENTES PRINCIPALES.- Aceites esenciales, constituidos mayormente por por tuyonas, alcanfor y cineol. Ácido rosmarínico, fosfórico, nítrico y oxálico. Materia tánicas como el ácido hidroxicinámico, flavonoides, así como principios y substancias amargas.

PROPIEDADES Y ACCIÓN.- La salvia, debido a su contenido en aceite esencial, es una planta con propiedades antibacterianas y antifúngicas. Así mismo, el aceite esencial, por su riqueza en tuyonas, tiene una marcada acción como antiséptico, emenagogo y antisudorífico. Este efecto beneficioso contra la transpiración excesiva se debe a las tuyonas que ejercen una acción de bloqueo sobre las glándulas sudoríparas. Estas glándulas están inervadas por fibras simpáticas colinégicas. El aceite esencial de salvia bloquea a la acetilcolina y por tanto las fibras simpáticas colinérgicas, originando el cese de la excesiva sudoración. La salvia es muy eficaz en los sudores nocturnos originados por fiebres altas y golpes de calor por la menopausia. Un estudio reciente realizado con tintura de hoja fresca de salvia, ha demostrado que reduce considerablemente el número e intensidad de los sofocos relacionados con la menopausia. En las afecciones de tipo ginecológico actúa eficazmente por su actividad emenagoga y antiespasmódica. Alivia los dolores menstruales y facilita el vaciado a la vez que regula la menstruación mejorando todas las dolencias relacionadas, leucorrea, dismenorrea y amenorrea. Por todo esto la salvia es un excelente apoyo para el equilibrio hormonal del organismo femenino. Algunos autores defienden que, debido a ese equilibrio hormonal y a su alto contenido en zinc que influye en la producción de testosterona, promueve la fecundidad. También se recomienda su uso en casos de vaginismo y frigidez. La salvia es un excelente tónico del sistema nervioso resultando eficaz en los estados depresivos y la debilidad general de origen nervioso. Ayuda a reducir la desagradable sensación de opresión nerviosa en la parte alta del estómago (comúnmente conocida como nervios en la boca del estómago).

Es recomendable su uso en todas las manifestaciones de desequilibrio neurovegetativo (ansiedad, depresión, astenia, temblores, vértigos, etc.). Existen varios estudios realizados en humanos que reflejan los efectos favorables de esta planta en la mejora de la función cognitiva y del estado de ánimo tanto de jóvenes sanos como en ancianos con Alzheimer leve o moderado. En el caso concreto de Alzheimer, con todas las salvedades posibles debido al desconocimiento que aún hay sobre esta enfermedad, la salvia mejora el mantenimiento de la acetilcolina, uno de los principales neurotransmisores, por lo que podría mejorar el funcionamiento mental de estos enfermos. En una prueba aleatoria controlada, durante 120 días, se administró diariamente a pacientes con ligera a moderado avance de la enfermedad, una tintura de salvia elaborada con 1 kg de hoja seca en 1 litro de alcohol al 45%. Transcurridos los 4 meses se constató una mejora evidente en los pacientes frente al grupo de control. Es muy útil en las afecciones gástricas e intestinales, concretamente en sus procesos inflamatorios. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) considera el uso de preparados de salvia para el alivio sintomático de trastornos digestivos leves tipo acidez, distensión abdominal, etc. La utilizaremos en casos de digestiones pesadas, en los gases, diarreas, dolores por cólicos abdominales y para calmar los vómitos.

En los casos de diabetes la salvia es una gran aliada ya que ofrece una probada acción hipoglucemiante permitiendo reducir, en algunos casos, las dosis de medicamentos antidiabéticos. Usada externamente es útil para úlceras, llagas y furúnculos así como para toda clase de afecciones de la cavidad bucofaríngea, gingivitis, aftas bucales, amigdalitis y faringitis entre otras. Se aplica en cataplasmas, baños, gargarismos, etc. Indican la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la ESCOP European Scientific Cooperative on Phytotherapy que los preparados de salvia están indicados en casos como estomatitis, gingivitis y faringitis así como en la hiperhidrosis.

CONTRAINDICACIONES: Debe evitarse durante el embarazo y la lactancia, ya que debido a su contenido en tuyonas, puede suprimir la producción de leche. También puede afectar a la capacidad de conducir y usar maquinaria. En la epilepsia principalmente a causa de la tuyona; el aceite esencial de salvia y los extractos hidroalcohólicos en tratamientos prolongados pueden resultar neurotóxicos y producir convulsiones ya que tuyona afecta al sistema nervioso central (SNC).

INTERACCIÓN CON MEDICAMENTOS.- Puede afectar al efecto de los fármacos que actúan a través de los receptores Gabaérgicos.

MODO DE EMPLEO.- Decocción: Cuando se desea una acción más enérgica en los enjuagues, gargarismos, etc. se emplea la decocción de 60 gr hervidos durante 10 minutos en 1 litro de agua. Infusión: 30 gr. de hojas por un litro de agua (1 cucharada sopera por taza) y tomar 3-4 tazas al día. Aceite esencial: 2-4 gotas tres veces al día (se recomienda no prolongar el tratamiento con aceite esencial más allá de un mes). Extracto fluido: 20 gotas, 3 veces al día. Extracto seco: 300-400 mg, dos tomas de 200 mg al día. Tintura: 1-2 cucharadas (5-10 ml) en un vaso de agua para enjuagues bucales o gargarismos. Licor: 50 gramos de horas de salvia en 1 litro de aguardiente. Macerar 21 días y filtrar. Tomar una cucharada sopera antes de las comidas. Se recomienda realizar curas de 15 días separadas por otros 15 días de descanso.

 

UN POCO DE HISTORIA

En varios escritos entre ellos el papiro de Ebers (1500 a de C) ya se mencionaba como tratamientos de picaduras y erupciones. En los antiguos tratados egipcios de medicina figura para tratar dolor de dientes, enfermedades abdominales y asma. En la época de los romanos autores como Plinio, Galeno y Dioscórides la describieron con el nombra latino de Salvia proveniente del latín “salvare” que significa “salvar” o “curar”. Estos avanzados de la medicina de nuestra época, como Plinio y Galeno, utilizaban la salvia por sus propiedades calmantes en todo tipo de enfriamientos, para los males de garganta, la tos y sanar las úlceras. «La salvia, llamada también sphagnos, elelisphacos y elaphoboscos, es un mata ramosa y algún tanto luenga, que tiene los ramos cuadrados y blanquecinos. Sus hojas son como las del membrillo, empero más luengas, más ásperas y cuasi insensiblemente más gruesas; la aspereza de las cuales se parece a las de las ropas raídas.

Demás desto, son notablemente crespas y blanquecinas, con un olor aromático y muy subido, aunque grave. Produce encima de los tallos un fructo semejante al del hormino. Nace en lugares ásperos. El conocimiento de las hojas y ramos, bebido, provoca la orina, el menstruo y el parto, y es útil contra las puncturas de la plastinaca marina. Tiene virtud la salvia de ennegrecer los cabellos, soldar las frescas heridas, restañar la sangre y mundificar las llagas malignas. El vino en que hubieren hervido los ramos y hojas ataja la comezón de los miembros vergonzosos si con él se bañaren». Así se expresa Dioscórides en el Libro III, capítulo 36, de su «Materia médica». Carlomagno ya nombra la salvia en el año 790 en su obra “Capitulare de villis” y en la Edad Media la escuela de medicina de Salermo pondera sus virtudes.

Andrés de Laguna, célebre médico español del siglo XVI, comenta como sigue: «Calienta evidentemente la salvia, con ligera astricción. Agrippa la llamó hierba sagrada, porque hace las mujeres más fecundas. Tiénese por averiguado que si la mujer, después de haber dormido y aun velado cuatro días sin compañía, bebiere una hemina del zumo de la salvia, y se mezclare luego con el varón, concebirá sin falta. Y ansí en cierta ciudad de Egipto llamada Copto, tras una gran pestilencia, las mujeres de los que vivos quedaron fueron constreñidas a beber el tal zumo para que con sus muy frecuentes partos instaurasen el linaje humano, allí cuasi del todo acabado».

El departamento que dirige Ana Mato está preparando una orden ministerial que otorgaría ese visto bueno final a miles de fármacos que ya se venden en las farmacias gracias a una disposición que se pensó como transitoria —a la que se acogieron 19.000 productos— pero que dura ya casi dos décadas. Para obtener el permiso, estos productos, según fija el borrador del proyecto, tendrán que cumplir requisitos similares a los de los medicamentos de uso humano fabricados industrialmente: los laboratorios tendrán que presentar un informe sobre su calidad, seguridad y eficacia; aunque en el caso de estos medicamentos esta se valora, según el documento avanzado por Diario Médico, teniendo en cuenta su naturaleza homeopática; es decir, demostrando su uso tradicional y no a través de ensayos clínicos como los fármacos industriales.

Esta sería de las pocas regulaciones en un sector muy desordenado. No hay ninguna ley sobre terapias consideradas alternativas, aunque el crecimiento del sector y el hecho de que cada vez más personas se declaren usuarios de estos productos y servicios, presiona al gobierno a dar soporte legal a una actividad cada vez más importante económicamente. La aplicación de esta nueva norma supondría que miles de fármacos homeopáticos actualmente a la venta en farmacias, pasarían a estar pendientes de análisis y regulación. La respuesta de la medicina tradicional no se ha hecho esperar. Se ha lanzado una campaña online en la red social Twitter, llamada #nosinevidencia que pide al Ministerio de Sanidad que retire el proyecto de regulación a no ser que los productos a regular se sometan a ensayos clínicos reproducibles similares a los de los medicamentos alopáticos. La polémica está servida, y los laboratorios fabricantes de fármacos homeopáticos quedan pendientes de que la esperada “legalización” no les suponga finalmente un perjuicio.

Author: Julian Marcilla

Julián MarcillaPresidente de Círculo Abierto, S.L. (empresa editora de la revista Vida Natural), es quien marca la línea editorial y, junto con Ruth Alday, define los contenidos de cada edición de la revista. Además, participa en cada número con su sección de Plantas Medicinales.

Pionero en la distribución de productos ecológicos en Euskadi, desde 1987, Julián Marcilla Santisteban es, además, fundador de la distribuidora Dispronat, un negocio con alma con el que trata de acercar al consumidor nuevos productos dietéticos, de nutrición – alimentación ecológica. Polifacético en sus actividades, la ecología forma parte de su estilo de vida. Si algo define a esta persona es su espíritu emprendedor y, según los que le conocen bien, integridad y trabajo duro son sus señas de identidad. Presidente de la revista Vida Natural, publicación dedicada al análisis de los caminos que llevan a alcanzar nuestro bienestar físico y espiritual.


También es propietario y dirige WAY DIET marca de complementos alimenticios que se está implantando de forma sólida entre terapeutas y pacientes por la calidad de sus productos y la innovación galénica con la que se fabrican estos.


Hace 4 años finalizó la construcción de unas nuevas instalaciones ecosostenibles para Taller Madreselva, una empresa dedicada a la fabricación de cosmética ecológica. La marca lleva más de 30 años en marcha vendiendo productos artesanos, naturales y/o ecológicos elaborados con materias primas de altísima calidad y cuentan con certificados
de análisis del proceso de fabricación. Están certificados según la norma BioVidaSana por bio.inspecta, la certificadora internacional con sede en Suiza.




Taller Madreselva



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *