Igor Antón

Es curioso, como aparece en el camino aquello que uno desea insistentemente. Me explico; Pensando en el próximo artículo, mi intención era la de entrevistar a un ciclista, (Contador, Freide, Antón, etc,.) y en ello estaba tirando de mis contactos, cuando en esa misma tarde, nos fuimos a un concierto de Space Octopus en el Villa de Bilbao, relajar la mente y continuar. No podía ni imaginarme que allí mismo iba a estar mi próximo articulo para Vida Natural. Y es que tras acabar el espectáculo, y saludar al batería Iván Román, él mismo me presentó a uno de sus amigos; Igor Antón, ciclista profesional. En el primer momento, en la  presentación, me pareció gracioso que se llamase como el propio ciclista, hasta que el propio Igor, me dijo; no, no, te equivocas ¡es que soy el ciclista!… curioso como fluye la vida, lo dijo Paulo Coelho; Cuando quieres algo, todo el universo conspira para que realices tu deseo.

Tras este gracioso encuentro, y sabiendo lo ocupado que estaba por esas fechas Igor, por la desaparición del equipo Euskaltel Euskadi, aceptó amablemente quedar para la entrevista. Igor es una persona sencilla, amigo de sus amigos y muy casero. Es como ese amigo que está dispuesto a todo lo que le pidas con mucho gusto, con una sonrisa. Una persona de mucha calidad humana y como todos sabemos en cuanto al deporte; un gran profesional, con un gran palmarés a sus espaldas.

RR. Igor, mis entrevistas son para saber cómo os cuidáis, y como utilizáis la alimentación, la salud natural y el deporte sano ¿Tú tienes algún modelo especial de dieta?

IA. No soy una persona muy estricta personalmente, aunque sé que hay muchos deportistas que se obsesionan e incluso lo llevan todo a rajatabla, no es mi perfil personal, en ese sentido sí que tengo unas pautas, las pautas que yo aprendí en su momento con un dietista y que intento llevar a cabo. Muchas veces es sentido común, tengo una forma de cuidarme para poder practicar el deporte que yo hago.

RR. Muchos deportistas se cuidan con un control de hidratos de carbono antes de las competiciones, ¿lo haces tú?

IA. Inconscientemente lo voy haciendo, porque sabes que muchas veces cuando te vas acercando a una carrera se disminuyen las cantidades de comida, y aunque no lo llevo muy a rajatabla, sí que es cierto que lo de las cargas de hidratos lo tengo muy presente. Se trata de llegar a esa carrera lo más cargado de energía posible. Así es que una semana antes de una carrera se tiende a recargar esos depósitos de energía de esos almacenes de hidratos. Incluso, se puede pensar que se ha engordado, pero sé que es un depósito interesante para mis músculos que luego lo queman en forma de energía.

RR. ¿Qué deportes practicabas antes de la bici?

IA. He hecho un poco de todo, hay deportes cuya práctica mantengo incluso después de ser profesional: deportes de montaña, trekking etc., y deportes que quedaron del colegio, antes hacía fútbol y pelota mano, que recuerdo jugábamos mucho en el colegio.

RR. ¿A qué edad empezaste?

IA, En el ciclismo de competición con 10 años y hasta ahora. Empecé desde la categoría más baja en principiantes, la bici la cojo desde los 5 años. En Galdakao desde los 10 hasta los 18 años. Siempre he estado en el mismo equipo: Galdakao Txirrindulari Elkartea. A partir de los 18 años pasé a aficionados y ya debuté como profesional en septiembre del 2004.

RR. ¿Cómo solucionas las lesiones?

IA. Sí que es cierto que en ciclismo las lesiones no suelen ser muy habituales al no ser un deporte de contacto como pueden ser el fútbol o el baloncesto, pero siempre tienes distensiones, cargas, sobrecargas, e intentas tener precauciones estirando bien. El estiramiento es clave en ese sentido, suelo poner hielo, e incluso en alguna época he hecho criotermia, meterte en hielo. Recuerdo que este año en Sierra Nevada, donde hay unas instalaciones buenísimas para deportistas, el CAR Centro de Alto Rendimiento, tenían balsas de agua con frío y sin estar lesionado siquiera, simplemente para recuperarnos, nos metían hasta la cintura con hielo, poco tiempo eso sí, pero sé que tenía sus beneficios. Desde luego para mí el mejor remedio para evitar lesiones es tener un hábito de ir al masajista. Yo casi, casi, cada dos semanas voy una vez y eso para mí es muy importante.

RR. Muchos deportistas de los que hemos entrevistado nos han dado su “truco”, su remedio “de la abuela” ¿Tienes algún truco o remedio casero?

IA. Me suele gustar el jengibre, un tallo con un sabor muy fuerte que te crea una reacción de calor, se suda, y me gusta llevarlo porque las características y propiedades que tiene ¡son fantásticas!, y creo en ese tipo de alimentos naturales. Yo me lo como natural, lo corto con el cuchillo y lo tomo. En la vuelta España lo lleve ya que yo suelo tener las tripas un poco delicadas y lo tomo frecuentemente, ¡me encanta!

RR. ¿Cómo es tu puesta a punto antes de la competición?, antes de salir a una carrera.

IA. Los objetivos se preparan a largo plazo, con vistas a dos meses, con pequeños objetivos a cumplir, los días previos ya no tienes mucho que hacer, está todo hecho, ya solo descansar y llegar lo mejor posible a la carrera. En ese último periodo lo que hago es una desactivación y recuperarse un poco, comer bien, masaje, descansar un poco y luego al revés, sin entrenamiento muy exhaustivo o de intensidad suele ser reactivarse para llegar a esa etapa de vuelta de tres semanas activado, porque puede ser que se pueda ceder el primer día porque no te has encontrado bien activado.

RR. ¿Tomas suplementos naturales, vitaminas, antioxidantes, proteínas etc.?

IA. Sí, sí, porque los entrenamientos son muy duros y el aporte de vitaminas, minerales, aminoácidos, proteínas… ayudan a solventar lo que has perdido. Como por ejemplo vitaminas B1, B6, B12, sobre todo las que hacen que el organismo se recupere de forma natural y crear glóbulos rojos que al final son los que te ayudan a funcionar. También todo tipo de alimentación lo más natural y sana posible y que tenga vitaminas, zumos etc. Y es importante llevarlo a rajatabla, para que por lo menos tu cuerpo no vaya a menos.

RR. ¿Qué alimento crees que te va mejor para tu rendimiento físico?

IA. Lo primordial para mi es la pasta, el 80%, y me encanta, es la energía de la que dispongo rápidamente. Y luego los cereales, me encanta el pan tostado a la mañana y la carne roja, me encanta un buen chuletón de vez en cuando.

RR. ¿Qué tal llevas la presión mental en la competición, necesitas ayuda de un coach o algo parecido?

IA. Sí, es cierto, estuve trabajando hace tiempo con Koikili Lertxundi el jugador del Athletic que ahora está en el Mirandés, tiene una empresa en la que miman el trabajo en equipo, el coaching. Al margen de eso es uno mismo, la propia experiencia, pero hay veces que la presión te sobrepasa, el deporte competitivo profesional es muy exigente y en ese sentido el aspecto psicológico sufre mucho.

RR. Si te vas de vacaciones o no compites, ¿cambias tu alimentación?

IA. Siempre se hace diferente, en periodo de vacaciones y descanso intentas salir un poquito de esa rutina pero siempre tiendes a buscar alimentos limpios, por un lado quieres desconectar pero enseguida te sientes mal. Somos muy masocas, quieres enseguida encontrarte bien y aunque como he dicho no miro especialmente por cuidarme, no me salgo demasiado. Siempre suelo salir y disfrutar, en mi caso creo que sería perjudicial. Es una cultura que
tenemos.

RR. Te vi disfrutando en un concierto de Space Octopus, ¿A qué otras cosas dedicas el tiempo que no tiene que ver con el ciclismo?

IA. Me encanta la música. Me encanta estar en el monte y estar con mis amigos. Una cosa que hacía siempre es ir a la feria del orujo en Potes y son fechas para mí que son sagradas, siempre vamos y espero no perder esos hábitos. Me gusta el cine, las antigüedades… tengo un mini antiguo, y objetos antiguos, me gusta lo antiguo, lo de antes, las bicis antiguas, etc. Tengo una que compre hace tiempo y que quiero colgarla en casa, siempre tengo en mente algún trasto antiguo.

RR, ¿Qué te pasa factura en el ciclismo?, familia, tiempo de no estar con los amigos…

IA. No poder disfrutar de momentos con los amigos o con la familia por estar lejos, y me da pena cuando veo en el grupo de amigos de WhatsApp que mis amigos hacen quedadas, una barbacoa, una escapada a la playa al monte y no puedo hacerlas yo, pero todo tiene sus cosas malas y buenas.

RR. Como cuáles…?

IA. Gracias al ciclismo he conocido muchos lugares. El último ha sido gracias a Orbea, la marca de bicicletas. Visitar Japón (isla de Awaji). Algo así no hubiera podido ser sino es por el ciclismo, y ya no solo conocer un país, sino estar en un colegio en la otra punta del mundo y que los chavales quisieran mi autógrafo. Hicimos una marcha y Samuel Sánchez y yo fuimos a dos colegios de la zona a inculcar la bicicleta, donde nos recibió el alcalde japonés Sumoto,… y esas cosas son muy enriquecedoras, se aprende de otras culturas.

RR. ¿Es posible ser vegetariano en este deporte?

IA. Yo creo que sería muy complicado, ¿se podría conseguir?, creo que sí, pero no sé si sería lo acertado, es mi opinión, creo que hubo un equipo australiano que salió con esa misma intención para promover la comida vegetariana, pero no sé si realmente funcionó, ya que el equipo no salió adelante, pero no creo que fuese muy compatible, en este tipo de deporte tan exigente necesitamos proteínas de todo tipo.

RR. ¿Qué necesidad de descanso tiene un deportista del ciclismo?

IA. Nos podemos recuperar relativamente rápido, pero sí que es cierto que estamos, antes, durante y después de las carreras mimando mucho el descanso y por ponerte un ejemplo siempre estamos buscando sillas, descansar, no estar de pie, intentar estar tumbado, llevar una vida muy casera. Después de una vuelta de tres semanas si estás muy cansado, se puede sentir uno incluso con más ganas de moverse y recuperarse, siempre que no se haya enfermado antes o en la prueba.

RR. Tras el fiasco de Euskaltel he leído que Omega Pharma tiene un hueco para ti, ¿Cuál es tu futuro inmediato?

IA. Estoy a la espera con el Omega Pharma. Hay un problema que ha surgido y si se soluciona podría entrar en este equipo. Se trata de un corredor lesionado, que sino se recupera podría entrar yo en ese equipo. Tengo alguna otra opción pero quiero apurar para estar en el Omega, que es de los tres mejores hasta el momento. Por desgracia desaparece este equipo pero no hay que olvidar y agradecer todo lo que ha hecho Madariaga. En mi caso se portó muy bien y me ha dado todo, ha tenido enemigos pero también grandes amigos que le han apoyado en este proyecto y hay que agradecérselo.

RR. Y tres preguntas técnicas de mis amigos ciclistas; ¿qué opinas de los platos ovalados respecto a los redondos de toda la vida?, ¿recomiendas el sillín anti prostático?… y que les digas cómo entrenar para subir mejor.

IA. Los platos los desconozco porque no he llegado a utilizarlos, pero la verdad es que hablando con unos y con otros, creo que es una decisión personal. Tienes que adaptarte a ese tipo de pedaleo, sino te gusta y no te adaptas, mejor no los compres. Las mejoras son pequeñas, no son una panacea y se de alguno que los ha quitado. En cuanto al sillín yo si lo llevo. Es un hueco que evita que se irrite la próstata e impide que se apoye todo tu peso. Ahí estoy con él, de hecho si cojo un sillín normal ahora lo noto como raro, lo llevo en entrenamiento y competición, a la larga es beneficioso. En cuanto a lo de escalar, cada uno a su medida y siempre pensando que se puede mejorar más de lo que uno se cree. Primero conocerse uno mucho, y si se lleva mucho tiempo entrenado haciendo salida de bicicleta, se debe hacer una prueba de esfuerzo para saber el umbral aeróbico y a partir de ahí trabajar esa intensidad muchas horas. Incluso se puede trabajar un poquito por debajo de esa intensidad tope para no acumular fatiga. Eso debería ser suficiente para mejorar mucho en escaladas largas, en fondo y en largas duraciones, e ir cogiendo tiempos y hacer un test. Pero no conviene testearse siempre, solo de vez en cuando para no agobiarse mucho. Y cada vez que se mejora hacer una prueba de esfuerzo y valorar lo que se puede hacer. El entrenamiento es acumulativo, si has hecho un trabajo, ese trabajo está ahí y no lo pierdes y eso te motiva, porque te das cuenta que aún tienes margen de mejora a pesar de los años.

RR. ¿Algo para despedirte para Vida Natural?

IA. El deporte es una forma de vida que puedes elegir y te hace sentir bien. El deporte a nivel ocio/cultural por hobby y por disfrute es el mejor, muchísimo más saludable que el deporte profesional y muchísimo más saludable que no hacer nada, y es la mejor opción para mí. El ciclismo es para mí uno de los deportes a los que más provecho puedes sacar, porque no es solo hacer deporte, es un medio de transporte que no contamina y puedes conocer muchos lugares en poco tiempo. Por ejemplo un Camino de Santiago lo puedes acabar en bici tranquilamente en una semana y andando necesitarías un mes, se puede uno desplazar con alforjas hasta donde tú quieras e imagines, se puede ir al trabajo, a estudiar… en fin, darle utilidad a la bicicleta, ¡mucha utilidad!

Author: Rafael Román

Rafael RománEncontrar la forma de alimentarse conscientemente (alimentación consciente), ese es el concepto “dieta” como palabra derivada del griego “daita” que significa “una forma de vivir”. No debemos olvidar que los alimentos no son, en el Mediterráneo, meramente nutrientes, sino que también son motivo de reunión y celebración.


Olvidarnos de la salud mental y el disfrute sería un error (psiconeuroendocrinología). Las palabras de Plutarco en su obra Vidas Paralelas ilustran con una sencilla perfección esta realidad: “Los hombres se invitan no para comer y beber, sino para comer y beber juntos”. Además fue en la antigua Grecia y en Roma, donde los médicos daban mucha importancia a la alimentación para conservar la salud, prevenir y tratar enfermedades, bajo una dieta equilibrada, variada y con un aporte de macro y micronutrientes adecuado.


No se puedo olvidar uno de los principios de la nutrición celular activa; la valoración terapéutica de los contaminantes tóxicos como origen de sintomatología del paciente que está justificada y es obligatorio tenerlo en cuenta en todos los casos con un alto “índice de sospecha” en la enfermedad. El doctor Barry Sear, bioquímico, dice en su obra; “La gente en las regiones mediterráneas se está alimentando actualmente del mismo modo que ha producido la tormenta perfecta en América. Esto explica por qué el 75 por ciento de los griegos tienen sobrepeso u obesidad y más de la mitad de la población de Italia, España y Portugal también tienen sobrepeso u obesidad. Realmente, se están tomando decisiones desde el punto de vista económico (alimentos baratos), que resultan incorrectas desde el punto de vista de la salud (se está incrementando el consumo de una dieta inflamatoria)”


Profesor Rafael Román
Profesor en Biocultura. Especialista universitario en Patología Alimentaria, Obesidad, Anorexia y Bulimia, por la Universidad de Cádiz. Nutrición y Dietética Aplicada, por la Universidad de Granada. Experto en Nutrición Celular Activa, Diplomado por la Asociación Francesa de Medicina Ortomolecular AFMO. Colaborador de la revista Vida Natural y motofan.com para deportistas de élite. Autor del libro “Las 12 claves de la nutrición Ortomolecular” editorial Mándala.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *