Picaduras en el verano: prevención y tratamiento

Annick Vanhollebeke, Aromatóloga de Pranarôm, nos recomienda tres aceites esenciales para repeler mosquitos y otros insectos:
• Aceite esencial de Lemongrass o Citronela de Java. Lo podemos poner tanto en el propio pijama, como en un extremo de la almohada o en un difusor y no se acercará ningún mosquito mientras dormimos.
• AE de Eucalipto Azul con sus aldehídos terpénicos ayuda a mantener alejados a los mosquitos y en el caso de que ya te hayan picado sirve para calmar la inflamación local causada por la picadura. Apto para niños a partir de 2 años, para mujeres embarazadas a partir del 4º mes y lactantes (vía externa).
• Aceite esencial de Geranio: Se puede aplicar hasta en bebés a partir de 3 meses diluido al uno por ciento en aceite vegetal de jojoba sobre brazos, piernas.

Si ya nos han picado, también podemos recurrir a los aceites esenciales. A.E de Lavanda Vera (Lavandula angustifolia) para los niños: una gotita de aceite esencial de Lavanda Vera en la picadura. Repitiendo cada vez que empiece el picor. Para adultos, Espliego macho. El aceite esencial del Árbol del Té -un básico del botiquín veraniego- es antiséptico, fungicida y desinfectante, de modo que también aliviará la picadura.

El ajo por sus propiedades antisépticas es un excelente remedio natural para aliviar los efectos de la picadura. Basta con frotar la zona con un ajo y dejar que su jugo empape la zona. El limón también es un buen antiséptico y calmante, y la cebolla (machacada en forma de puré) alivia efectivamente las picaduras de abeja.
También podemos encontrar el remedio directamente en la vegetación que nos rodea, si encontramos hojas de llantén que machacaremos hasta hacer una pasta y aplicaremos en la zona, con lo que conseguiremos calmar el dolor e hinchazón en la zona de la picadura. Sin olvidarnos por supuesto del aloe vera. Su jugo aliviará la zona además de desinfectarla.

Fórmulas calmantes para las picaduras a base de aceites esenciales:

Annick Vanhollebeke nos recomienda estas sencillas preparaciones:
– 3 gotas de aceite esencial de lavanda spica (espliego)
– 1 gota de AE de árbol del té
– 1 gota de AE de geranio de egipto

Aplicar 2 o 3 gotas del preparado cada 3 minutos hasta mejoría.  Después varias veces al día. Preparar un aceite de la siguiente manera:
– 50 ml de aceite vegetal de jojoba
– 40 gotas de aceite esencial de eucalipto citriodora-
– 20 gotas de aceite esencial de espliego macho.

Aplicar en las zonas expuestas. Como repelente y este mismo aceite esencial se puede aplicar en las picaduras como calmante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *