medicina ortomolecular

Medicina Ortomolecular

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

El reconocimiento de que nuestros genes no determinan nuestras enfermedades, sino que determinan TENDENCIAS y que en nuestras manos está el crear el AMBIENTE óptimo para la salud, según nuestra individualidad particular, representa un cambio en el pensamiento dentro del mundo científico. Tan solo es una cuestión de tiempo que se integre el concepto de Medicina Ortomolecular en la práctica de la medicina de cualquier tipo. Y como muestra, recordemos la máxima que nos dejó ya en su momento Louis Pasteur, el padre de las vacunas, quien dedujo ya en aquel tiempo lo siguiente:

“EL MICROBIO NO ES NADA, EL TERRENO, LO ES TODO”

Vamos a ver a continuación, una serie de complementos alimenticios, que sin ser los únicos, sí son de los más interesantes por su importancia para nuestra salud. Es conveniente explicar antes que estos complementos alimenticios son naturales, es decir, son nutrientes de origen animal, vegetal o mineral que tras un breve proceso, mantienen su integridad nutricional tal y cómo fue diseñada por la naturaleza.

1.- MELATONINA
La melatonina, es una neurohormona que se produce en nuestra glándula pineal, (tercer ojo), siendo la principal de sus funciones la correcta regularización de los ritmos circadianos, o sea, de producirnos sueño durante las horas de oscuridad y vigilia durante las diurnas. Regulando así las distintas funciones corporales y fisiológicas. La producción por nuestra glándula pineal de esta hormona, a partir de los 30-40 años de edad decrece de manera substancial, hasta que a la edad avanzada llega prácticamente a ser nula. Por eso las personas ancianas casi siempre presentan patologías del sueño.

Un suplemento de melatonina puede ser muy útil para mejorar la calidad del sueño, evitando por ejemplo el frecuente caso de quedar desvelados a las 2 o 3 de la madrugada, y consiguiendo por lo tanto un descanso reparador con lo cual despertamos más frescos y descansados. Tiene varias ventajas sobre los fármacos de síntesis que cumplen estas mismas funciones: no es adictiva, nos permite despertar en caso de urgencia con total lucidez, no nos hace sentirnos “zombis” al levantarnos por las mañanas y al tomarla, unos 15 o 20 minutos antes de acostarnos, nos produce una sensación dulce y agradable de somnolencia, por lo que al acostarnos, caemos muy fácilmente en los brazos de Morfeo.

Otra de sus propiedades, es la de ser un eficaz y muy interesante antioxidante frente al daño que nos ocasionan los radicales libres, causantes del envejecimiento, por eso se conoce a la Melatonina como la hormona de la juventud.

2.- COENZIMA Q10
La Coenzima Q 10 es un nutriente esencial cuya misión es iniciar la función de arranque en la mitocondria celular para que se lleve a cabo el proceso energético que necesitan las células para realizar las funciones vitales a ellas encomendadas. Si las células reciben un impulso energético deficiente, pueden llegar a dañar órganos tan vitales como es el corazón. El cual y debido a su continuo e imparable palpitar, requiere precisamente de un fuerte y continuado aporte energético, por lo que en casos de patologías cardiacas, la suplementación con la Coenzima Q10 es de vital importancia e imprescindible.

Es interesante también en la salud bucodental, ya que la piorrea y la gingivitis, tienen problemas para desarrollarse frente a la Q10, evitando de esta forma la pérdida de piezas dentales, tan necesarias en la función masticatoria. También es eficaz en la pérdida de peso, ya que mejora el metabolismo de los lípidos y el por tanto el equilibrio del peso corporal, lo que genera que, unida a una dieta hipocalórica, incremente de forma notable la pérdida de peso. Dota a la vez al sistema inmunitario de mayor energía, por lo que nos hace más resistentes a los ataques de virus y bacterias.

3.- TRIPTÓFANO
El Triptófano es uno de los más importantes neurotransmisores del sistema nervioso, y uno de los precursores de la Serotonina. Es un aminoácido esencial, que produce los impulsos nerviosos de una célula a otra, teniendo a través de la serotonina, por su falta o disminución, un papel primordial en los cambios de nuestro humor, en el dolor que padecemos, los estados de ansiedad y depresión, y en el desencadenamiento de migrañas, convirtiéndose en un excelente y útil antidepresivo natural. Ayuda a controlar los síntomas producidos por las tensiones emocionales y actúa como un verdadero ansiolítico.

Contribuye a la formación de la Niacina, que es la vitamina B3, cuya presencia es imprescindible para la producción energética en las células, la respiración de los tejidos y la eliminación de las toxinas de nuestro organismo, y en el metabolismo de los ácidos grasos, por lo que es también un buen aliado en los casos de sobrepeso, obesidad y en los regímenes de adelgazamiento, ya que evita la ansiedad que producen por la falta o el menor aporte de hidratos de carbono y de azúcares, con lo cual se consigue una menor ingesta de calorías.

4.- L-CARNITINA
La L-carnitina, está compuesta por dos aminoácidos esenciales, la lisina y la metionina. La importancia se esta sustancia reside en que se encarga del transporte de los ácidos grasos de cadena larga a las mitocondrias, donde estos ácidos se oxidan y queman, produciendo energía, siendo especialmente importantes para las células del corazón y las de los músculos. La L-carnitina se sintetiza principalmente en el hígado, los riñones y el cerebro. Aparte de la aportación de energía, ralentiza la formación del ácido láctico, previniendo así la aparición de las dolorosas y molestas agujetas, tras efectuar esfuerzos físicos importantes. Es un perfecto protector cardiovascular, ya que actúa como un transportador de las grasas, impidiendo la formación del temido atenoma, o capa de grasa depositada en las arterias, la consecuencia del nivel excesivo del colesterol “malo”, que produce entre otros muchos problemas la ateroesclerosis, con sus graves y peligrosas consecuencias.

Al actuar como “arrastrador” de las grasas, se convierte a la vez en un coadyuvante perfecto como adelgazante, ya que impide la acumulación de las grasas en los panículos adiposos.

5.- L-ARGININA
La L-Arginina, es un precursor de la creatina, metabolito rico en energía que se encuentra principalmente en los músculos, siendo esencial para el metabolismo de los mismos ya que proporciona un vehículo de transporte, almacenamiento y excreción del nitrógeno, siendo un componente muy importante para la producción y regeneración de los tejidos. Aparece altamente concentrado en la piel y los tejidos conectivos y actúa como depurador y eliminador del amoniaco del cuerpo, como parte del ciclo de la urea, ya que es productor de ella, la cual es necesaria para la eliminación del amoniaco tóxico.

En los pacientes diabéticos del tipo II es muy eficaz, ya que al ser vasodilatador actúa contra la hipertensión arterial. Y en los pacientes afectos de angina de pecho, y de los que sufren vasoconstricción en las arterias coronarias, y en todas las patologías en las que el flujo sanguíneo está mermado, inclusive en los problemas eréctiles, la L-Arginina es un eficaz aliado.

6.- ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES
Los famosos Omegas, tan publicitados en multitud de productos alimentarios y farmacéuticos, tal como vemos en anuncios de televisión y revistas, son ácidos grasos esenciales (AGEs y EFAs, las unidades básicas estructurales de los lípidos, o sea de las grasas que ingerimos en las comidas) y que nuestro organismo puede sintetizarlos en la mayoría de los casos, pero que en caso de no hacerlo en las cantidades adecuadas, deben ser ingeridos a través de la dieta.

Los ácidos grasos grasos pueden ser de tres tipos; saturados, monosaturados ó polisaturados, dependiendo del grado en que la cadena básica de las moléculas de carbono, están combinadas con el hidrógeno. Los dos ácidos grasos esenciales, se denominan Omega 3 ó ácido linolénico, y el Omega 6, ó ácido linoléico. Los Omega 3 vegetales, son ácidos grasos poliinsaturados que están presentes en los productos vegetales en forma de ácidos grasos de cadena corta (ALA) ó alfa-linoleicos, mientras que los Omega 3 de origen animal, están formados por cadena larga (EPA) ó ácido eicosapentaenoico y el famoso DHA ó ácido decosahexanoico y otro más, el ácido docosapentaenoico ó DPA.

Veamos ahora las cualidades de cada uno de éstos ácidos. El DPA, reduce el riesgo de trombosis al ser capaz de minimizar la agregación plaquetaria reduciendo la formación de ateromas y repara las lesiones en los tejidos de los vasos sanguíneos, evita también la síntesis de substancias proinflamtorias y reduce la intolerancia a la glucosa.

El EPA, es el responsable directo de la salud de nuestro corazón y del sistema cardiovascular en general, siendo a la vez un antiinflamatorio y un interesante antialérgico. El DHA por su parte, es importantísimo en la salud visual y sobretodo en la cerebral, garantizando la suficiente flexibilidad de las neuronas, siendo importantísimo durante el embarazo para la correcta formación del cerebro del feto y, en las etapas más avanzadas de nuestra vida como adultos. Los ácidos grasos esenciales se encuentran en abundancia en los aceites de pescado y marisco y, en los aceites de semillas no adulterados, como el de girasol, colza, cártamo, o el de linaza (la fuente natural vegetal más rica en Omega 3). El pescado graso procedente de agua salada y fría, como los arenques, bacalao, caballa o el salmón, las sardinas y las anchoas, son la fuente natural animal del Omega 3, y juntamente con el krill, que es un crustáceo son la base de los suplementos naturales.

7.- PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS
Nuestro organismo está colonizado por varios cientos de especies bacterianas. La mayor concentración de bacterias en el cuerpo humano se encuentra en la flora intestinal, que alberga miles de millones de ellas, ubicadas fundamentalmente en el colon. El buen estado de nuestra salud depende, en gran medida, de que esta flora contenga una cantidad adecuada de colonias bacterianas y guarde un equilibrio entre las especies bacterianas que la conforman. La flora intestinal tiene unas funciones importantísimas: nutritiva, metabólica, protectora e inmunoreguladura. Hay diversas circunstancias que pueden romper su equilibrio: las situaciones de estrés, las dietas inadecuadas, los hábitos tóxicos, intolerancias alimentarias, enfermedades como la gastroenteritis común, los tratamientos con antibióticos de amplio expectro, o el propio envejecimiento del organismo, pueden destruir nuestra flora intestinal con las complicaciones que ello conlleva.

Aquí es donde entran en juego los complementos alimenticios a base de Prebióticos + Probióticos. Los Probióticos son microorganismos vivos, que al ser ingeridos en cantidad adecuada, ejercen un efecto beneficioso y saludable en el organismo. Forman parte de la composición natural de muchos alimentos fermentados (por ejem. el yogur), y son uno de los elementos que encontramos más a menudo en los alimentos “enriquecidos”.

Los Prebióticos son sustancias no digeribles que ejercen un efecto beneficioso en el organismo, estimulando selectivamente el crecimiento favorable o la actividad de un número limitado de bacterias autóctonas intestinales beneficiosas. Un complemento alimenticio simbiótico, que incorpore conjuntamente Probióticos y Prebióticos, es la mejor opción para reforzar y reequilibrar la flora intestinal. La intención es que al llegar al intestino los Probióticos lo hagan acompañados de aquellas sustancias, Prebióticos, que ayuden a su crecimiento y colonización. El modelo del alimento simbiótico sería la leche materna.

8.- EL SILICIO ORGÁNICO
El Silicio conjuntamente con el Oxígeno, son los dos elementos más comunes y habituales, en nuestro mundo. Pero el Silicio es un mineral y como tal un elemento inorgánico, no siendo más que arena. Entonces, ¿de donde proviene el Silicio Orgánico? Las plantas absorben los compuestos inorgánigos de la tierra al ser diluidos por la lluvia, y los transforman en fitolitos, una forma no cristalina que puede ser asimilada por los seres vivos, conociéndose entonces como “silicio orgánico”. Cuando cualquier herida o enfermedad, causa perturbaciones en la función de las células, afectando a su polaridad eléctrica, el silicio orgánico es capaz de corregir dichas perturbaciones y devolver al organismo a su estado de equilibrio, permitiendo que las células vuelvan a ser capaces de resistir y combatir las infecciones y reparar los daños celulares.

Pero, ¿de donde obtiene la industria de los complementos, este tipo de silicio? Pues básicamente de las plantas. El silicio orgánico forma parte de casi todo nuestro organismo, ya que básicamente es parte fundamental de nuestros huesos, tendones, cabello, uñas, dientes y especialmente de nuestro tejido conectivo, siendo por ello tan importante que tengamos unos parámetros adecuados de él en nuestro organismo. Entre las virtudes del silicio orgánico cabe destacar:

-Fortalece nuestro sistema inmunitario, aumentando nuestras defensas ya que tiene la propiedad de desencadenar la producción de antígenos y anticuerpos.
-Mantiene la integridad de nuestras arterias, haciéndolas más impermeables a los agentes nocivos, y por consiguiente mejora la circulación y protege al corazón. Siendo a la vez y gracias a la función de impermeabilización, un “repelente” a la adicción del colesterol malo a las paredes vasculares.
-Protege nuestra piel ya que le da más elasticidad y repara las arrugas, ya que éstas se producen precisamente por el déficit de silicio.
-Las articulaciones y los huesos, tienen en el silicio un maravilloso aliado, ya que la elastina y el colágeno están en gran medida formadas por él, por lo que en las patologías osteoartríticas su suplementación es muy adecuada a la vez que eficaz.
-También es utilizado como potente antiinflamatorio y analgésico.

9.- LEVADURA ROJA DE ARROZ
El Monascus purpureus, es una levadura que crece sobre el arroz al fermentarlo, y que tiene gran eficacia como reductora efectiva de los índices altos de colesterol. Una serie de catorce sustancias denominadas monacolinas forman parte de los principios activos de la levadura roja de arroz. Estos componentes son inhibidores de la síntesis hepática del colesterol. La dosis efectiva para el mantenimiento de los valores normales de LDL, en sujetos afectos de hipercolestrolemia, es de 10 mg. Otra de las aplicaciones notables de la Levadura roja de arroz es su uso como droga hipolipermiante. Puede ser una alternativa -conjuntamente con la suplementación de vitaminas D y K, y con la Coenzima Q 10- al tratamiento con estatinas en los pacientes afectados de obstrucciones coronarias, evitando los efectos secundarios del tratamiento convencional. Combinada con una dieta adecuada y ejercicio físico moderado, la Levadura roja de arroz es muy eficaz en el control del colesterol “malo”.

Para terminar, recordar que en todos los casos la ingesta de Complementos Alimenticios de cualquier tipo debe estar supervisada por un profesional de la salud, especialmente si se toman junto algún tipo de medicación para problemas de salud diagnosticados, en cuyo caso es IMPRESCINDIBLE que el médico tenga conocimiento previo para evitar interacciones no deseadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts