Hidratar las manos, un paso esencial tras el lavado

La prevención de la entrada de virus y bacterias en nuestro organismo a través de gestos tan simples como tocarse la cara, nos ha concienciado de nuevo de la importancia del lavado de manos con frecuencia.

Crema de manos para restaurar la piel áspera y deshidratada

La contrapartida de lavarse las manos tan asiduamente es que la piel sufre deshidratación y se puede presentar áspera, descamada y poco confortable. Por eso, hidratar las manos con una crema de manos es imprescindible, y se puede hacer cada vez que nos lavamos las manos o bien, como mínimo, dos veces al día.

Lo mejor para hidratar la piel es utilizar una crema untuosa y de fácil absorción, con ingredientes naturales que rehidratan, suavizan y protegen la piel. La crema de manos de Corpore Sano está formulada siguiendo estas pautas y cuenta con las propiedades de estos ingredientes naturales:

  • La Manteca de Karité es un excelente regenerador celular con propiedades hidratantes y nutritivas para todo tipo de pieles.
  • El aceite extraído de las hojas de Olivo se utiliza para calmar irritaciones en la piel, reparar la piel estropeada y protegerla del envejecimiento prematuro.
  • El extracto de Gayuba se incorpora a la crema de manos porque contiene un activo llamado arbutina que previene la aparición de las manchas y atenúa su intensidad.

Cómo aplicar la crema de manos

Antes de usar crema hidratante en las manos, lo primero que hay que tener en cuenta es que la piel esté bien seca tras el lavado. Por ello, hay que secar con una toalla, incluyendo la zona entre los dedos y sin frotar demasiado ya que la piel está sensibilizada y tirante por el lavado.

Aplica un poco de crema sobre el dorso de tu mano (el tamaño de una almendra es ideal). Extiéndela con un masaje por toda la superficie las dos manos, insistiendo en el masaje dedo a dedo para facilitar la absorción de la crema.

Sabrás si la crema o bálsamo elegido y la cantidad que aplicas es el adecuado si al finalizar el masaje notas las manos suaves, sin sensación grasa en la piel, sin rastro de suciedad ni tampoco una película que recubra las manos.

En el caso de no tener cerca la crema de manos, también podemos usar, como remedio eficaz, el Aloe Vera Gel de Corpore Sano. Este gel natural tiene gran capacidad nutriente, hidratante y protectora de la piel y se absorbe rápidamente.

Por qué lavar las manos es tan eficaz

Los beneficios de lavar las manos ya fueron descubiertos por la medicina hace 130 años. Fue el médico húngaro Ignaz Semmelweis quien se dio cuenta de que los médicos, al lavarse las manos antes de un parto, reducían las posibilidades de que los recién nacidos tuvieran fiebre. Y es que en las manos transportamos gérmenes, virus y bacterias que habitan a nuestro alrededor, y podemos evitar así que entren en contacto con nuestro organismo.

Ahora, sabemos que debemos lavarnos las manos a menudo con agua tibia y un jabón con pH compatible con la piel y también conocemos las soluciones hidroalcohólicas que pueden ayudarnos a desinfectar las manos cuando estamos fuera de casa. Junto al gel hidroalcohólico, vale la pena tener a mano la crema de manos para completar un gesto que, más que belleza, es salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *