Fitocosmética para una belleza sana y natural

La palabra FITO deriva del griego PHYTOS y significa PLANTA. La Fitocosmética incluye todos aquellos ingredientes naturales derivados de plantas medicinales y de otros vegetales que puedan ser empleados para el tratamiento cosmético de la piel. Abarca el uso desde la planta seca o los aceites esenciales, hasta los extractos vegetales. A lo largo de las próximas ediciones de esta revista iremos conociendo numerosos productos vegetales aptos para uso cosmético y veremos recetas prácticas de cómo se utilizan. Los productos vegetales suelen ser complejos, debido a la infinidad de compuestos que contienen y ofrecen la posibilidad de trabajar varias acciones al mismo tiempo con una sola planta. En la mayoría de casos no son reemplazables por sustancias sintéticas o bien no son fácilmente imitables en el laboratorio de síntesis; por ello, todos aquellos ingredientes naturales, sencillos y eficaces, son rápidamente adoptados por los formulistas y artesanos de la cosmética natural.

Principios activos o constituyentes más importantes de las plantas

En los vegetales, podemos encontrar sustancias fitocosméticas en la mayoría de sus partes; desde el ápice hasta la raíz. A veces encontramos que toda una planta tiene una acción parecida, y a veces encontramos una acción para cada parte de una planta. A las sustancias responsables de una acción específica se les denomina principios activos. En el caso de los fitocosméticos, los principios activos serán las sustancias con una acción de interés cosmético o dermatológico. Por ejemplo, uno de los principios activos responsable de la acción descongestiva cutánea de las flores de malva son las antocianidinas. O el caso de las hojas de tomillo, que es desinfectante cutáneo gracias a su aceite esencial.

La Fitocosmética se basa en el estudio científico de los vegetales (valora los componentes principales para suponerles una acción sobre la piel) pero también toma en cuenta la información del uso tradicional de una planta. Cada componente aporta unas propiedades cosméticas especiales, aunque, en muchos casos, la acción global depende de la interacción entre componentes, debido a la existencia de conexiones recíprocas y a la sinergia de acción. Existen infinidad de sustancias químicas en los vegetales. Una misma planta suele presentar gran variedad de ellos en su materia vegetal. Como esquema sencillo, no exhaustivo, podemos enumerar algunos de los múltiples que existen y nombrar algunas de sus acciones:

Algunos componentes y su acción cosmética o dermatológica

Gomas y mucílagos: por su capacidad de retener el agua las plantas que los contienen suelen funcionar como factores de hidratación de la piel. Por ejemplo, la goma del tragacanto o los mucílagos de las semillas de zaragatona.

Antocianidinas: además de ser pigmentos de gama del cian (azul-lila-violeta), tienen propiedades antioxidantes y descongestivas. Podemos encontrarlas en las flores de malva o de aciano y en las grosellas y moras.

Saponinas o saponósidos: Según la naturaleza de la molécula podemos encontrar desde propiedades tónico circulatorias (p.ej. las del castaño de Indias, hasta cicatrizantes, detergentes y emulsionantes (p.ej. las del regaliz o la saponaria).

Fenoles simples: son tan variados y de acciones tan diversas que vale la pena enumerar sólo algunos ejemplos conocidos como la arbutina o la salicina. La arbutina (hidroquinona) suele tener una acción despigmentante y está presente en plantas como la gayuba. Y la salicina es un precursor del ácido salicílico con acción antimicrobiana, antiinflamatoria y exfoliante (en las flores de ulmaria).

Flavonoides y afines: son un grupo tan heterogéneo en acciones que cuesta enumerarlas todas, por ello, escogeré las más interesantes desde mi punto de vista. Pueden ser acciones antioxidantes, descongestivas cutáneas, antiinflamatorias, colorantes amarillo-anaranjados, vasoprotectoras, venotónicas, etc. Plantas interesantes por su contenido en ellos son el castaño de Indias, los cítricos y las semillas del cardo mariano.

Taninos: su acción vasoconstrictora local se manifiesta como astringente y cicatrizante en la aplicación tópica, por lo que son usados para “secar la piel” cuando ésta exuda o tiene exceso de grasa. Así, las plantas que los contienen en abundancia suelen ser ideales para confeccionar tónicos o preparados que reduzcan los poros dilatados (vasoconstrictores y matificantes), pero son evitadas en pieles muy secas. Podemos encontrar taninos en todos los tipos de té, en la agrimonia o en el hamamelis.

Lípidos: Los lípidos están presentes en los aceites, las grasas y las mantecas vegetales. Su principal función será la de aportar ácidos grasos que darán emoliencia y nutrición a la piel; en algunos casos especiales (ácidos grasos poliinsaturados, ceramidas y esfingolípidos, etc.) podrán aportar acciones extraordinarias y presentar propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, seborreguladoras, etc.

Aceites esenciales y resinas: ambos son productos aislados de las plantas de una sola vez pero que no son un principio activo único sino una mezcla de múltiples sustancias químicas. Normalmente, la planta que los contiene en abundancia debe casi todas sus acciones a estos, por ello, a veces se definen como si fuera “un solo” principio activo. Debido a esta complejidad fitoquímica, cada aceite esencial y cada resina tendrá sus acciones específicas. Pero podemos definir algunas acciones habituales para los aceites esenciales: antisépticos o desinfectantes, antiinflamatorios, antiespasmódicos y cicatrizantes; y para las resinas:  antiinflamatorias y cicatrizantes. Y ambos componentes suelen tener, además, propiedades aromáticas que pueden aprovecharse como perfume para los cosméticos.

PRODUCTOS DE FITOCOSMÉTICA
Según el modo en que se obtienen, podemos encontrar los siguientes productos de Fitocosmética:
Productos obtenidos por proceso mecánico:
-Plantas troceadas o en polvo.
-Aceites vegetales.
-Jugos o zumos.

Productos obtenidos por destilación:
-Aceites esenciales.
-Hidrolatos (aguas destiladas).

Productos obtenidos por destilación seca o pirólisis:
-Breas y carbones vegetales.

Productos obtenidos por disolución extractiva (EXTRACTOS): 
-Tisanas.
-Extractos fluidos (tinturas y gliceritos).
-Oleados (oleomacerados).

Productos obtenidos por concentración de una disolución extractiva:

-Extractos concentrados. De todos ellos, los más interesantes por su gran potencia de actuación son los extractos fluidos y los aceites esenciales. Y por el gran desconocimiento que existe entre el público y su gran utilidad fitocosmética, me permito haceros un pequeño resumen de qué son y cómo se obtienen.

LOS EXTRACTOS FITOCOSMÉTICOS

Los extractos fitocosméticos son preparados elaborados con plantas y otros vegetales obtenidos por disolución extractiva. La disolución extractiva es un proceso químico en el que un disolvente determinado arrastra las substancias que son solubles en él y deja las insolubles. Los extractos fitocosméticos por tanto, contienen los principios activos de las plantas de las que proceden y, debido a esto, tienen propiedades cosméticas y dermatológicas. En formulación de cosmética son considerados como ACTIVOS y se pueden añadir en todo tipo de preparaciones cosméticas. Veamos a continuación los disolventes más utilizados en Fitocosmética natural y los tipos de extractos que obtenemos:

AGUA TISANAS
EXTRACTOS FLUIDOS:
-ALCOHOL / HIDROALCOHOL (mezclas de alcohol y agua) TINTURAS o extractos hidroalcohólicos.
-GLICERINA VEGETAL (habitualmente en combinaciones con agua) GLICERITOS o GLICEROLADOS.

ACEITE VEGETAL OLEADOS u oleomacerado.

No todos los disolventes pueden arrastrar todos los principios activos de una planta. En algunas plantas, por sus componentes, se usará preferentemente un tipo que otro.

APLICACIONES PARA LA BELLEZA NATURAL

Todos estos productos de Fitocosmética pueden ser susceptibles de incorporarse en fórmulas y recetas de cosmética y belleza natural. A lo largo de las próximas ediciones de VIDA NATURAL voy a proponeros diferentes productos vegetales usados por la Fitocosmética, así como recetas y remedios para aplicaciones cosméticas y dermatológicas comunes.

Author: Beatriz Lavado

Beatriz LavadoBeatriz Lavado es licenciada en Biología y diplomada en Naturopatía. Se especializó en Fitoterapia, Aromaterapia y Terapia Ortomolecular… y más tarde en Cosmetología natural. Imparte cursos y talleres de Aromaterapia, Fitoterapia y Cosmética natural. Forma parte del laboratorio La Redoma Creativa.


"Me considero una aprendiz de la vida y del sonido de mi consciencia… a veces la sigo a ella y a veces me lleva sola…"


Los cursos y talleres aportan información rigurosa, contrastada y práctica. La aromaterapia y la fitoterapia son sus herramientas de trabajo como terapeuta y como cosmetóloga. La cosmética natural deriva de su pasión por la creatividad y la necesidad de elaborar productos eficaces y ecosanos.


“Me gusta impartir mis clases con orden y rigurosidad, pero no siempre lo consigo!! Que algo sea serio no quiere decir que sea aburrido o con falta de espíritu.”


Sobre La Redoma Creativa


La Redoma Creativa nace de una intuición, de ganas de disfrutar trabajando, de prosperar y seguir en contacto con las cosas más valiosas de la vida: la familia, la naturaleza y las personas que vibran con nosotros. Empezamos con pocas referencias, las que más utilizaba Bea en los talleres... y el excedente se vendía... pero poco a poco los clientes estaban contentos con nuestro producto, el trato y la calidad... así que, cada vez que podíamos introducíamos nuevos ingredientes, escogidos con conciencia y esmero... así creció un poco más La Redoma Creativa.


Y seguimos aportando novedades a nuestra lista de productos, siempre y cuando podamos ofrecer buena calidad y precio razonable. Nos gusta tratar con cariño a nuestros clientes, escucharlos y asesorarlos, hablarles con cercanía y considerarlos parte de nuestro camino de evolución como empresa y como individuos.


Nuestros productos son de calidad, bien escogidos, porque no lo concebimos de otro modo: trazabilidad, sostenibilidad y consciencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *