Digitopuntura

Se entiende por digitopuntura, la presión ejercida por el dedo sobre un punto concreto. Esta denominación se utiliza en las terapias naturales para referirse a los sistemas clásicos asiáticos para los puntos localizados en los meridianos de energía, por donde circula el chi (chinos), sei (japoneses), prana (hindúes,) mana (filipinos) etc. No obstante, si usted presiona con el dedo en cualquier parte también hace digitopuntura (por ejemplo, piense en los sistemas de reflexología podal o manual, etc.), aunque esta forma de llamarle hoy se utiliza en exclusiva para los sistemas Do-in, Shiatsu y similares. En muchos casos, se suele decir que es una derivación de la acupuntura aunque esto es erróneo, ya que la acupuntura es posterior. En realidad, está ligada a los puntos “marma” de la medicina ayurvédica. Más tarde en toda Asia, se buscaron y encontraron una gran cantidad de puntos no establecidos en los “marmas”, del mismo modo que en hoy en día se han encontrado una gran cantidad de puntos que no se corresponden con los meridianos reconocidos.

En realidad son puntos por los que circula libremente la energía y por lo tanto no tienen un paralelismo físico, aunque sirven para tratar los procesos físicos, al liberar los bloqueos que se pueden formar en su recorrido. Un daño físico o psíquico puede, y de hecho lo hace, bloquear esa circulación y provocar daños en el campo físico, al no llegar la energía al órgano en concreto. Practicar la digitopresión, es relativamente fácil, desde el punto de vista de que en cualquier librería, encontrará Ud. manuales que le explicarán como hacerlo y los puntos que debe presionar para dolencias concretas. Debe recordar que los puntos son bilaterales, es decir, hay que aplicar la presión en ambos lados del cuerpo, aunque existen excepciones que no viene al caso exponer aquí, por el tamaño de este articulo.

Pero en el caso de que vaya a hacer alguna práctica debe saber que hay algunas contraindicaciones generales que hay que tener en cuenta, a no ser que sea Ud. un experto en este trabajo.

1º- No debe utilizarse como único tratamiento en una enfermedad.
2º- 20 minutos antes de hacer ejercicio intenso o de comer copiosamente está contraindicado.
3º- Ni tampoco después del ejercicio intenso ó de comida copiosa.
4º- En el embarazo.
5º- En patologías coronarias.
6º- Si el punto a presionar está bajo cualquier accidente cutáneo (verruga, variz, hematoma, nevus, cortes, etc.)
7º- Si está herido de gravedad ó tiene síntomas propios de urgencias.

En el modo de trabajar existen discrepancias aparentes, en realidad depende de lo que se pretende, y el modo de estimular, calmar, tonificar, está regulado en cada escuela de forma distinta, aunque luego en la práctica, cada practicante use su forma específica. Hay escuelas que piden que la presión sea fuerte y profunda, mientras que otras exigen que sea superficial. A menudo, una presión superficial exige una concentración por parte del practicante que la profunda no necesita. Como hemos dicho, el practicante termina por tener su propio sistema, por lo que se dice que existen tantos sistemas como practicantes, lo que a veces, juega en contra de la digitopresión acupuntural.

En muchos casos, se utiliza no sólo para procesos de enfermedad como anginas, alergias o conjuntivitis por ejemplo, sino que a menudo se utiliza con éxito para ansiedades, depresiones, hambre, tabaco, insomnio, control temperamental, nerviosismo, etc. Es decir en proceso más psicológicos que físicos, aunque para los asiáticos y afortunadamente para los occidentales también, ambos van ligados tanto en su origen como por los síntomas (por ejemplo la ansiedad con ahogo físico, miedo con procesos de riñón y vejiga, etc.). En cualquier caso, se le considera un tipo de masaje que provoca estímulos físicos y/o psicológicos, al liberarse la energía emocional bloqueada, y reacciones metabólicas, biológicas y psicosociales. Como todo masaje mas o menos estructurado, su función es la de buscar el alivio tanto para el dolor como para recuperar la calma natural del organismo. Razonablemente, el paso del tiempo, la cultura, y la evolución de los sistemas han modificado las pautas originales para adaptarlas a las necesidades actuales.

Finalmente, indicar algo que no suele gustar, sobre todo al principiante: Es un arte. Este hecho hace que la técnica sea bien recibida pero sea insuficiente. Como un pintor que técnicamente sea muy bueno, pero al que le falte el alma en su trabajo. Del mismo modo y como en todas las cosas Ud. puede ser un digitopuntor excelente y obtener peores resultados que uno más mediocre o ser mediocre y con alma y tener resultados mas completos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *