biorresonancia SCIO

La Biorresonancia SCIO

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

La Biorresonancia está cobrando cada vez más importancia dentro de la terapeútica. Es una técnica que desde el punto de vista energético engloba tanto aspectos biofísicos como electromagnéticos, que interaccionan en el ser humano. Estos sistemas de comunicación energética en la antigüedad se manejaban de una manera mágica, pero actualmente, por medio de sistemas que codifican y evalúan eléctricamente, nos permiten realizar tratamientos efectivos utilizando estas frecuencias.

 

¿Qué es la Biorresonancia?

Es la forma por la cual podemos regular a un ser vivo, utilizando sus propias ondas electromagnéticas. Esto está basado en la Biofísica de la Mecánica Quántica, en la cual se nos dice que cualquier ser vivo está compuesto de campos electromagnéticos y que, en su proceso bioquímico, está precedido por vibraciones y partículas subatómicas, que marcan una conducta fisiológica particular.

Estas oscilaciones pueden ser captadas por un aparato de Biorresonancia, de la misma forma que una radio capta las diferentes ondas y frecuencias, para lo cual se utilizan unos electrodos en diferentes partes del cuerpo, estableciendo un circuito cerrado, utilizando un equipo que calibra el campo magnético de la Tierra, transmitiendo íntegra y perfectamente las oscilaciones fisiológicas del organismo. Estas fluctuaciones pueden ser interferidas por la presencia de otras oscilaciones causadas por bacterias, virus, parásitos, metales pesados, toxinas, emociones, herencia, etc. como alteraciones patológicas, que dan como resultado una alteración en la frecuencia, amplitud, intervalos, etc. ocasionando estos algún trastorno en los procesos bioquímicos.

La Biorresonancia no trata enfermedades, trata a las personas, activando las fuerzas de autorregulación, eliminando toxinas y organismos patológicos (virus, bacterias, etc.), teniendo como meta final la autocuración y no sólo la eliminación de los síntomas, como ocurre con otros tipos de terapias. El equipo de Biorresonancia filtra estas oscilaciones fisiológicas de las  patológicas y, según el tipo de programa que utilicemos, puede invertir la onda senoidal, que representa la patología particular del paciente y eliminarla, lo que da por resultado ayudar al organismo a autorregularse. Una vez que esto está en marcha, el cuerpo utilizará los principales órganos y vías de eliminación (sistema linfático, colon, riñones, pulmones y piel), para así  desechar las moléculas patológicas, partículas de desecho, etc.

El sistema es muy seguro, ya que de ninguna manera se alteran o estimulan de forma negativa las oscilaciones fisiológicas. No tiene efectos secundarios, ni contraindicaciones, aunque algunas personas no están acostumbradas a ver  su organismo activando sus sistemas de defensa y sus vías de eliminación, siendo perfectamente compatible con los sistemas tradicionales de curación alternativos y alopáticos. La Ciencia y conocimiento milenarios, apoyados con la tecnología vanguardista, hacen de la Biorresonancia un ejemplo de los alcances mono-reguladores que se pueden lograr con ésta. Los resultados de la terapia, en algunos casos, se perciben de inmediato, por ejemplo, en dolores que no responden a ningún otro tratamiento, como abcesos en la base de los dientes, los cuales ceden desde el comienzo del tratamiento.

También es muy efectivo en las alergias, en las cuales actúa eliminando la información electromagnética que desencadena la respuesta alérgica. El programa tiene registradas y memorizadas las terapias de 9.500 Items en unas 450 pantallas autodesarrollables. Las terapias base estabilizan, eliminan toxinas y estimulan la regulación y la copensación en el equilibrio dinámico del organismo. El nivel de actuación global de las terapias es:

-Condiciones inflamatorias agudas y crónicas.
-Alergias agudas y crónicas.
-Dolor agudo y crónico.
-Trastornos del estado general.
-Dificultad de concentración y memoria.
-Disminución de la capacidad de trabajo.
-Debilidad inmunológica.
-Trastornos del sueño.
-Intoxicaciones:
-Sobrecargas de toxinas del medio ambiente.
-Efecto inadecuado de los medicamentos.
-Metales pesados.
-Sobrecarga de vacunas.
-Miasmas constitucionales.

La terapia de Biorresonancia puede incluirse en cualquier práctica en la que la salud esté presente, desde la pediatría, deporte o geriatría, en procesos agudos o degenerativos es un eficaz soporte. Cualquier terapéutica puede potenciarse con Biorresonancia, puesto que trabaja sobre el Plano Biofísico, y todos los sistemas bioquímicos están subordinados a este. El respaldo científico que posee la Biorresonancia incluye al Dr. Morell, Pischinger, Profesor F.A. Popp, Dr. Voll, Dr. W.R. Adey, Dr. Schumacher y Hans Brügmann, que acuñó el término Biorresonancia y ha sido el principal promotor internacional de esta terapéutica. En este tipo de terapia nos encontramos con gente muy escéptica, pues está muy acostumbrada a procedimientos invasivos y/o dolorosos, con lo que al utilizar este sistema, en el que lo que recibe son ondas o frecuencias y, como mucho puede sentir un ligero cosquilleo o nada, puede pensar que no le están realizando una terapia.

Lo que sí que se siente con este sistema, durante la sesión, es una relajación y ganas de dormir, obteniéndose, además, resultados muy favorables para el paciente en todos los campos (físico, mental y emocional). En algunos casos, la Biorresonancia, se puede acompañar de algún producto de Homeopatía o Fitoterapia, dependiendo del terapeuta que maneje el sistema. Una pregunta que frecuentemente se hace es si los niños pueden recibir esta terapia y la respuesta es SI, puesto que también son susceptibles a las toxinas y patógenos y el sistema es muy efectivo en su evaluación.

Además, como ya he comentado antes, no produce dolor ni tienes que tomar cosas de sabor desagradable. La Biorresonancia lleva en Europa más de 25 años y actualmente más de 30 países se benefician de ésta. Con todo lo expuesto anteriormente, me permito aconsejar esta terapia, para experimentar todos los efectos positivos que nos aporta, sin ningún efecto adverso para nuestro organismo.

3 comentarios en «La Biorresonancia SCIO»

  1. donde puedo realizarme una biorresonancia ?? vivo en Monterrey y me interesa realizarmela , me podrían mandar el teléfono por favor

    1. Hola Juan José
      No podemos darte esa información, porque nosotros estamos en España.
      Gracias y saludos,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts