Propiedades del Ginseng

Propiedades del Ginseng

5 septiembre, 2013
/ / /

Texto: Julián Marcilla

Nombre Botánico: Panax ginseng C.A.Meyer

INGLÉS: Ginseng. FRANCÉS: Gin-seng. ALEMÁN: Ginseng. ITALIANO: Ginseng. PORTUGUÉS: Ginseng. EUSKERA: Ginseng. CATALÁN: Ginseng. GALLEGO: Ginseng.

FAMILIA: Araliaceas

PARTES UTILIZADAS: Raiz (Ginseng radix) principal y secundarias.

DESCRIPCIÓN.- Planta herbácea, vivaz, que puede alcanzar 60 cm de altura. Las ramas llegan a medir 50 cm; las hojas son palmadas con 5 foliolos. Las flores van desde un color blanquecino hasta el púrpura, están agrupadas en umbelas. Los frutos son unas pequeñas bayas de color rojo claro con dos semillas. La raíz es tuberosa y carnosa, pudiendo alcanzar grandes dimensiones, es donde se concentran sus principios activos y es la parte utilizada con fines medicinales.

HÁBITAT.- El ginseng crece en pequeños grupos, a veces en solitario, en bosques de coníferas, pinos y abetos de suelos ligeros con buen drenaje. Prefiere zonas húmedas y con abundante sombra. Originario de las montañas de Corea, noroeste de China y este de Siberia, se ha convertido en una rareza encontrarlo de forma silvestre debido a la sobreexplotación. Se cultiva en la mayoría de los países asiáticos, principalmente en China, Corea y Japón, así como en Canadá y en Estados Unidos. En Europa existe producción en Alemania y Bulgaria.

RECOLECCIÓN.- Lo ideal es recolectar las raíces de ginseng cuando la planta tiene 6 años y está plena de principios activos.

COMPONENTES PRINCIPALES.- La raíz contiene saponinas triterpénicas, entre un 2-3%. Ginsenósidos Ra y Rb, químicamente son glucósidos esteroideos de las saponinas triterpénicas. La estructura de los aglicones es de tres tipos, dos sapogeninas tetracíclicas (protopanaxadiol y protopanaxatriol) y un triterpeno pentacíclico tipo ácido oleanólico. Otros constituyentes son los compuestos acetilénicos, minerales (aluminio, cobre, cobalto, hierro, magnesio, manganeso, germanio, zinc, etc.) y vitaminas B1, B2, B6, ácido pantoténico y nicotínico, etc.

PROPIEDADES Y ACCIÓN.- Los farmacólogos confirman que el ginseng actúa como estimulante, activador cerebral y a la vez que regula la ansiedad e incrementa la resistencia a las  enfermedades y al estrés, reforzando las funciones normales. Esta resistencia al estrés se debe a los ginsenósidos Rb1 y Rg1, componentes principales del ginseng , que actúan sobre el cerebro y las glándulas suprarrenales disminuyendo la producción de hormonas que aumentan el estrés corporal. Los ginsenósidos Rb1 y Rg1, por otra parte, tienen acción neurotrópica y neuroprotectora que mejoran las funciones cognitivas.

Es considerado un tónico que mejora la eficiencia del trabajo físico e intelectual al acelerar los procesos enzimáticos de la glucogénesis se mejora el aprovechamiento de la glucosa,  aumentando la producción de ATP (adenosín trifosfato). Este ATP posee gran capacidad energética para las células, optimizando la utilización de oxígeno por éstas, también aumenta la síntesis de proteínas y estimula la producción de sangre en la médula (hematopoyesis). El ginseng tonifica sin excitar ya que aumenta la producción de energía en las células. Tradicionalmente  ya era utilizado en oriente para devolver la fuerza, debilitada tras el combate y para recuperar a enfermos y heridos. La utilización en pacientes con fatiga crónica mejora las condiciones de éstos.

Se ha mostrado eficaz en casos de astenia primaveral, falta de energía vital, etc. Los deportistas lo utilizan como una hormona esteroidea con propiedades anabolizantes. Sobre el sistema muscular produce una utilización más eficaz del glucógeno y los fosfatos, protegiendo el músculo de una pérdida de ATP, aumentando el ácido láctico y pirúvico del músculo y disminuyendo el cansancio que ocasiona el esfuerzo físico. Señalar que el ginseng no figura en la lista de sustancias prohibidas en los controles “antidoping”. Ejerce una acción positiva como estimulante cardíaco y regulador de la presión sanguínea. El ginseng puede mejorar la disfunción del endotelio vascular en pacientes con hipertensión al incrementar, posiblemente, la síntesis de óxido nítrico.

Entre el resto de acciones y propiedades a destacar en el ginseng se ha de mencionar su actividad hipoglucemiante al incrementar la secreción de insulina y regular la formación de glucógeno hepático, también disminuye los niveles de colesterol LDL y triacilglicéridos (TAG), lo que mejora la salud cardiovascular y circulatoria previniendo infartos.

Por último una de las propiedades más extendidas del ginseng corresponde a la vertiente sexual como afrodisiaco, tradicionalmente se le ha considerado así y en varias culturas orientales se toma esta planta para aumentar el deseo sexual. Informes de propaganda oficial coreana niegan al ginseng poderes afrodisiacos aunque textualmente dice: “personas que lo han consumido durante largo tiempo han conseguido mejorar su poder sexual (hombres) y también ha mejorado el  problema de las mujeres frígidas”.

Aunque está muy extendida la idea que distingue al ginseng por sus propiedades afrodisiacas,  existen dudas fundamentadas. En realidad no debemos considerarlo como afrodisiaco, pues su acción no consiste en aumentar el deseo sexual, sino que mejora la capacidad y el funcionamiento
de los órganos genitales, amén de aumentar la producción de espermatozoides. Actúa  directamente sobre las células tisulares del pene mejorando la frecuencia y calidad de las erecciones. Según la Comisión Europea: Indicado en estados de agotamiento físico o mental y astenia.

CONTRAINDICACIONES:
Es preferible no administrar ni consumirlo en casos de hipertensión ya que debido a su acción vasoconstrictora aumenta la tensión arterial. Abstenerse, también, en casos de ansiedad, excitabilidad e insomnio. Durante el embarazo puede inducir a abortos espontáneos debido a su efecto estrogénico y androgénico. Evitarlo asimismo durante la lactancia. En geriatría se debe extremar la atención con el ginseng. Debido a su acción sobre la capacidad sexual se ha extendido
su consumo en varones de la tercera edad, estas personas han de controlar la cantidad ingerida porque, si se toma en dosis excesivas, puede producir efectos inmediatos indeseables como hipertensión, insomnio, nerviosismo, diarrea matutina, efectos estrogénicos, metroragia y síndrome de abstinencia con nerviosismo y tensión. No es aconsejable su uso continuado. Se recomienda tomarlo durante 3 meses, descansar 1 mes y comenzar de nuevo.

INTERACCIÓN CON MEDICAMENTOS.-
Interacciona potenciando los efectos de los IMAOS (inhibidores de la monoamino oxidasa) lo que da lugar a episodio de hipertensión, cefaleas y disturbios psicológicos. No asociarlo con medicamentos que contengan hierro pues interfiere con los principios activos del ginseng.

MODO DE EMPLEO.-
Decocción: Poner 2 gr en ½ litro de agua, cocer durante 5 minutos y tomar 3 tazas al día. Extracto seco (4:1): 200-400 mg al día (1 gr equivale a 4 gr de polvo de raíz seco). Extracto fluido: 20-30 gotas de 1 a 3 veces al día. Tratamiento de 2 meses, luego descansar 20 días. Ampollas: habitualmente 1-2 ampollas al día.

ESPECIES.-
Son diversas las raíces de la familia de las araliáceas que reciben el nombre de ginseng. Las más corrientes son el Panax ginseng (de China, Corea o Japón), el Panax repens, el Panax  quinquefolium (Originario de los EE.UU. y Canadá), la Aralia manchurica (también de Corea y China del Norte) y el Eleutherococcus senticosus (de Siberia). Todas tienen principios activos similares y los estudios demuestran que tienen efectos muy parecidos.

VARIEDADES.-
Existen dos variedades de ginseng: el blanco y el rojo. Las diferencias se refieren al momento de recolección (cuatro años para el primero y seis para el segundo), y al procesado (el ginseng rojo se somete a un proceso de vaporización y posterior secado mientras que el ginseng blanco, después de la recolección, se limpia y seca inmediatamente). El ginseng rojo es de mayor calidad, porque llega a tener hasta un 16% de principios activos, mientras que el ginseng blanco suele contener un promedio del 8%.

Un poco de historia
La etimología de la palabra ginseng en chino significa “hombreraíz”, haciendo alusión a cierta forma humana que tienen las raíces de esta planta. El ginseng se ha utilizado medicinalmente desde hace unos 5000 años.

El emperador Shi, de la dinastía Chin (China 220 a.C.), envió a un oficial a sus órdenes a las montañas sagradas de Corea para encontrar el “elixir de la vida” refiriéndose al ginseng. Los primeros testimonios escritos sobre sus virtudes se deben a LOUZI (siglo IV a.C.), que lo define como una cura milagrosa para la longevidad.

En el libro “JIJUCHANG” de Shi You (40 a.C.) aparecen datos de su uso farmacológico y en el libro “SHANG HAN LUN” se incluye en 21 prescripciones de 113 mencionadas. Se introdujo en Europa en el siglo XVIII y en el XIX los Eclécticos utilizaron el ginseng americano como estimulante en problemas de agotamiento mental por exceso de trabajo y para otras enfermedades. La King’s American Dispensatory recomendaba esta raíz debido a que “vigorizaba los poderes viriles”.

One Comment

  1. lupita gonzalez 7 noviembre, 2014 19:21

    informacion muy interesante!!!

Post a Comment