Usos del cáñamo

Cuando se habla de cannabis, hay que considerar que existen tres especies: Indica, Ruderalis y Sativa. Dentro de esta última, la Sativa, se distingue a la marihuana, con alta concentración de TetraHidroCannabinol (THC) y por ende propiedades psicoactivas, y el cáñamo, con una concentración ínfima de esta sustancia pero con una gran variedad de usos industriales gracias a la alta calidad de su fibra.

Aunque no sea algo que habitualmente se escuche, esto no es novedad, en la antigüedad, incluso antes del siglo V aC hasta finales del siglo XIX, el cáñamo se ha utilizado como fibra textil tanto para vestimenta como para la fabricación de velas de navegación y cuerdas, incluso de las mismas carabelas de Cristobal Colón. El cáñamo fue el segundo material más utilizado en la construcción de navíos después de la madera. Lamentablemente, su uso disminuyó en los años 30 a partir de la gran competencia del nylon y la confusión de los cultivos de cáñamo y marihuana.

 

¿Cuáles son sus cualidades tan especiales?

El cáñamo crece fácilmente hasta una altura de 4 metros sin necesidad de agroquímicos. Las fibras de esta planta están entre las más largas y resistentes de todo el reino vegetal. El tejido de cáñamo puede ser tan suave y versátil como el algodón, pero más fuerte, duradero, fácil de teñir y con mayor capacidad de absorción de agua. También es más resistente al moho, a los rayos UV y UVB. Es antibacteriana, regula la temperatura y no se decolora fácilmente.

En sus inicios, a mediados del siglo XIX Levi Strauss fabricó los primeros jeans con lona de cáñamo para uso de mineros, un producto de aspecto y textura rústica. En la actualidad, se ha logrado tejidos de mayor suavidad, debido a que el lino y el cáñamo son muy similares y las tecnologías desarrolladas para una son generalmente adaptables a la otra. Algunas variedades de cáñamo, de hecho, son difíciles de distinguir del lino. También la mezcla con algodón, lino, seda y lana, da al cáñamo mayor suavidad, a la vez que conserva sus cualidades de resistencia y durabilidad.

Todo esto no es ignorado por empresas de la moda como Armani, Polo Ralph Lauren, Nike y Calvin Klein, que ya cuentan con colecciones confeccionadas a partir de fibra de cáñamo. En Europa y Norte América el mercado de ropa de esta fibra se encuentra en rápido crecimiento. Pero el uso industrial del cáñamo no termina allí, las fibras de cáñamo son también usadas para reforzar termoplásticos moldeados en la industria automotriz. BMW, Audi y Mercedes utilizan de manera considerable materiales compuestos de cáñamo en modelos de gama alta, otorgándoles ligereza y resistencia, ambos aspectos fundamentales para garantizar eficiencia de consumo y seguridad.

También en la construcción se ha introducido el cáñamo, incorporándolo a la mezcla del concreto para lograr un concreto reforzado aunque liviano, otorgando resistencia y flexibilidad, así como mayor poder térmico y aislante. En Europa también, la celulosa del cáñamo es usada en la industria del papel, ya que gracias a su bajo contenido de lignina pueden ser convertidas en pulpa usando menos químicos que en la madera

Se encuentra bajo estudio el uso del aceite de la semilla de cáñamo para la elaboración de biocombustible. Investigadores de la Universidad de Connecticut, EEUU, han encontrado que la planta tiene propiedades que la hacen viable y atractiva para este uso, pero consideran como desventaja el bajo nivel de producción actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *