Limpieza hepática y biliar como herramienta única de salud

Plantas únicas para detoxificar el organismo: rábano negro, cardo mariano, alcachofa y aceite esencial de manzanilla romana. El rábano negro posee un gran valor biológico, la toma de su jugo concentrado bio, tiene diferentes efectos terapéuticos. Se describe un efecto colerético y colagogo, gracias a su contenido en compuestos azufrados que ejercen un efecto estimulante de la secreción biliar y facilitan el vaciado de la vesícula biliar, favoreciendo el drenaje de los residuos tóxicos acumulados tanto en la vesícula como en el hígado.

Además estos mismos compuestos le confieren también, una acción hepatoprotectora, diurético-depurativa, aperitiva, balsámica, expectorante, anti-bacteriana y anti-viral. El rábano negro es una fuente muy rica en glucosinolatos y sus metabolitos, la prevalencia y la efectividad de estos compuestos contenidos en su composición ha sido estudiada confiriéndole la propiedad de aumentar la actividad de la fase II de detoxificación enzimática, se trata en realidad de un potente inductor de los enzimas de detoxificación. La inducción de estos enzimas contribuye a la protección contra el daño hepático en diferentes modelos experimentales.

El cardo mariano y la silimarina poseen numerosas acciones farmacológicas aceptadas y otras que están en estudio, destaca por su efecto aperitivo, digestivo, hepatoprotector, anti-oxidante venotónico, diurético y hemostático. Por lo que se ha utilizado tradicionalmente en el tratamiento de las afecciones hepáticas y biliares, en las hemorragias uterinas, en la diabetes, el estreñimiento y las varices.

Planta utilizada tradicionalmente para prevenir y tratar las afecciones hepáticas. En su composición destaca la presencia de un grupo de compuestos, denominados flavolignanos, inicialmente  denominados como silimarina (silibina, silicristina, silidianina), responsables de los efectos hepato-protectores atribuidos al cardo mariano, confiriéndole además un efecto hipocolestrerolemiante, colerética y colagoga, puesto que incrementa la síntesis de sales biliares y su secreción.

La alcachofa se considera también un buen hepatoprotector, debido a la acción captadora de los radicales libres. El extracto de alcachofa inhibe además de forma indirecta la hidroximetilglutarila -coenzima A-reductasa (HMGCoA-reductasa -enzima necesaria para que el cuerpo produzca colesterol)-. Además, aumenta la eliminación de bilis, lo que tiene un efecto coadyuvante y facilita el drenaje de colesterol. Su toma reduce el valor de colesterol total y LDL. Además de prevenir la oxidación del colesterol LDL (o colesterol “malo”).

La manzanilla romana es una hierba perenne, que pertenece a la familia de las asteráceas, de tallo largo, glabro o suavemente pubescente. Forma matas densas. Presenta hojas sésiles, alternas, bi- o tripinnatilobuladas, finamente divididas, con los folíolos lineares. En posición terminal presenta en verano una inflorescencia en forma de capítulo paniculado. Los flores hermafroditas, son blancas con la corola amarilla.

La manzanilla romana contiene aceite esencial en una proporción del 0,4 al 2,5%, con presencia de diferentes moléculas aromáticas, entre las que destaca su altísimo contenido en ésteres, mayor al 60%, como son: el angelato de isobutilo, angelato de isoamilo, angelato de metalilo, isobutanoato de isobutilo, etc. Además el aceite esencial contiene, aunque en pequeña proporción, otros principios activos como: los monoterpenoles, aldehidos, ácidos, cetonas terpénicas y monoterpenos. Es el aceite esencial el responsable de su acción anti-inflamatoria, anti-espasmódica, carminativa, colerética, aperitivo-eupéptica o que favorece el proceso digestivo y antialérgica.

Su aceite esencial se considera también calmante, hipotensor, ligeramente emenagogo y reequilibrante nervioso. La manzanilla romana se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento del dolor de estómago, espasmos gastro-intestinales, síndrome del colon irritable, flatulencias, meteorismo y disquinesias hepatobiliares. Así como para las alteraciones del sistema nervioso, nerviosismo, taquicardia, sensación de “nudo en el estómago”, insomnio, y migraña de origen digestivo.

4 thoughts on “Limpieza hepática y biliar como herramienta única de salud

  1. Buenos días, estoy bastante preocupada porque tengo muchísimas molestias digestivas, y dolores de espalda, cabeza, etc. Me han recomendado hacer una limpieza hepática, y he hecho una (con el método de las sales de epson). No estoy muy convencida y quisiera saber si me puede recomendar alguna que no se haga con esas sales. Mi terapeuta me ha dicho que necesito limpiar mi hígado y no se de ningun otro método, a pesar que me han dicho que los hay. Muchas gracias de antemano.

    1. Hola Mayca, Nosotros te podemos recomendar dos productos para lo que dices. Uno se llama Hierbas del Sueco de Way Diet y son unas hierbas para preparar en casa. El otro se llama Elixir del Sueco de Way Diet, se trata de un producto listo para tomar, preparado ya. Ambos son beneficiosos para una limpieza hepática. Si vives en España, ambos productos los puedes encontrar en tu herbolario o parafarmacia. Esperamos que te mejores. Un saludo,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *