Flor de Bach – Violeta de agua

Hola, amigos. De nuevo estamos con vosotros para presentaros a un personaje un tanto especial: siempre perfecto, siempre distante, siempre convencido de ser especial y por lo tanto incómodo cuando se codea con la “gente de a pie”. Nosotros lo llamamos Violeta de Agua. Si nos fiamos de la firma de la planta o su forma física para tratar de entenderla vemos una flor que sale del agua, pequeña, tímida e inalcanzable que evidentemente no es como las demás que se sustentan en tierra seca. Así también es nuestro personaje de hoy, introvertido, distante, muy amante de su intimidad que no cede fácilmente su terreno. Observa el entorno, habla poco pero cuando participa es discreto, efectivo y concreto.

Recibe de su alrededor miradas de desconfianza que lo llevan a introvertirse aún más porque tiene miedo de que se le acerquen demasiado: no está hecho para tener conversaciones vacías o para perder energía en acciones insulsas. Es mucho mejor emplear ese tiempo en estar a gusto, a su ritmo, a su manera, a su aire. Tal vez en un concierto, quizás en casa con un buen libro…

Nada de ir de vacaciones al carnaval de Río de Janeiro. Mucho mejor un crucero por un lugar extraño, inaccesible y rodeado de personas que no les gusta hacer amigos ni llamar la atención. Por eso se gana fama de arrogante. Orgulloso, clasista…No es cierto. Nuestro personaje suele ser buen consejero y suele ser apreciado como amigo por ello pero en el resto de los campos de la amistad no encaja y eso hace que le dejen a un lado. No le importa. Les mira comprendiendo que su función es una concreta y que el resto pertenece a su propia vida, que quizás le gustaría compartir, pero hace falta ser muy especial para acercarse a alguien como él.

En el teatro de la vida los Violeta de Agua cuando aparecen con su superioridad, que no tratan de tener pero que sin embargo los demás perciben, se siente aún más ajeno. Se trata de alguien con una rica vida interior, capaz de integrar sus funciones personales con las del resto pero que es como un raro jarrón de la dinastía más antigua de China: se ve pero no se toca. Pueden aprovecharse de él pero no interaccionar con él. No es culpa de Violeta de Agua ni tampoco de los demás: estamos acostumbrados a vivir a través de las emociones que los demás provocan en nosotros: genio, miedo, culpa, alegría, ambición o ilusión entre otras. Pero no sabemos interactuar con alguien que no se emociona cuando gana un equipo de fútbol o que no vibra ante las noticias más impactantes. Que no le ve nada de especial a los chistes o que prescinde de ideas revolucionarias sea en el tema que sea. No son inmovilistas pero al fín y al cabo desgastarse para algo que no es concreto…

Y cada vez tiene menos en común con aquellos que le rodean y cada vez disfruta más con cosas “exclusivas”. No es un snob. Es diferente. Y empieza a sentirse tan diferente y tan solo… ¿Volverse emocional? No, él no es así. ¿Ponerse una máscara más social? En definitiva esa solución es mentirse pero al menos no estaría solo. Y se rodea de gente pero se siente aún peor,  aún más diferente, aún más traidor… a sí mismo. Y sí, también solo.

Su solución pasa por un pequeño frasquito, por 7 gotas varias veces al día de un elixir floral: Violeta de agua. Y se sentirá menos raro. Más persona. Pero auténtico.

3 comentarios sobre “Flor de Bach – Violeta de agua

  1. Muy interesante. Sólo añadir que es un o de los 12 sanadores, por lo tanto es una flor tipológica, que además de tratar, como todas, un estado emocional, podría en algunos casos ser la flor acompañante por largos y repetidos periodos de tiempo (preferiblemente a bajas frecuencias) de aquellas personas que encajen en esta tipología, para más facilmente alcanzar el aprendizaje de su correspondiente lección del alma.
    Saludos

    1. Muchas gracias por tu aportación al artículo de las flores de bach – violeta de agua. Esperamos volver a verte por nuestra página. Un saludo,

  2. Me gusta mucho como hacéis las ejemplificaciones de las flores de Bach. La Violeta de agua o flor del vínculo

    ” Formo parte de este mundo, existe un vínculo positivo y me acoje”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *