antinutrientes

Antinutrientes

Los antinutrimentos se encuentran sobre todo en los alimentos de origen vegetal, en una concentración muy pequeña y formando generalmente complejos termolábiles que se destruyen con las diferentes formas de cocinado. Sin embargo, pueden tener consecuencias negativas sobre la salud en la gente que come habitualmente muchos vegetales crudos. En ocasiones la concentración de antinutrientes en el organismo puede ser elevada, provocando una disminución considerable de la absorción, digestión, asimilación y utilización de diferentes nutrientes primordiales; aumentando, además, sus pérdidas e incluso impidiendo el aprovechamiento de uno o más elementos esenciales para nuestro organismo, lo que ocasionará diferentes alteraciones de salud y la probable aparición de distintas patologías, siempre dependiendo del mecanismo de acción del antinutriente y de la cantidad de alimentos crudos o mal cocinados que comamos. Así, por ejemplo, cuando se comen legumbres poco cocinadas, alguno de sus antinutrientes, como las fitohemaglutininas inhiben la absorción de vitamina B12 y de los lípidos, pudiendo provocar, además, náuseas, vómitos e incluso diarrea y molestias abdominales; síntomas que remitirán espontáneamente en pocas horas. Las antitripsinas presentes en la leche dificultan suSigue leyendo...
calcio

Calcio: Un lujo para el organismo

El calcio es un nutriente esencial para la vida y, como el resto de los minerales, nuestro organismo no lo sintetiza por lo que debemos incorporarlo a través de la dieta, que cuando es variada y equilibrada aporta la cantidad necesaria para la formación, crecimiento y mantenimiento de los huesos, que es donde se encuentra el 99% de este mineral. El 1% restante contribuye a la integridad celular, a la conducción nerviosa, a la contracción y relajación muscular, a la coagulación de la sangre, al funcionamiento del corazón, a la formación del pelo y uñas; también es cicatrizante, activador de numerosos sistemas enzimáticos e incluso es beneficioso para regular la tensión arterial. Para que todas estas funciones se realicen adecuadamente necesitamos ingerir diariamente calcio durante toda nuestra vida, modificando las cantidades según la edad y los cambios fisiológicos. Así, en la infancia este mineral es necesario para la formación del hueso; en la adolescencia para que el desarrollo óseo sea el adecuado en el periodo de crecimiento rápido;Sigue leyendo...

Pescado azul y salud

La actividad pesquera en nuestras costas se lleva a cabo desde hace muchos siglos, por lo que actualmente, a pesar de todos los cambios acaecidos, se sigue considerando una labor muy tradicional, siendo una de las ocupaciones más características de los habitantes del litoral de todo el Estado. Gracias a los pescadores tenemos la oportunidad de degustar los pescados capturados en cada costera, convirtiéndolos en producto estrella de las diferentes gastronomías en todas las clases sociales, con diferencias no obstante, a la hora de elegir y consumir este tipo de producto. Así, en el siglo pasado el pescado azul se popularizó como un alimento cotidiano en los colectivos de trabajadores, debido a que el precio en el mercado era barato y asequible y a que, por tener mayor cantidad de grasa alimentaba más; mientras que el pescado blanco gozaba de un mayor prestigio social, formando parte de los menús más exquisitos en las celebraciones de la alta burguesía. Sin embargo, hace unas décadas comenzó a conocerse la excelente composición nutricional y los efectos beneficiosos que, sobre la salud, tenían los pescados azules, lo queSigue leyendo...

La importancia de la fruta en la alimentación

El reconocimiento por la UNESCO de la “Dieta Mediterránea, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, nos da una idea de la importancia que tiene consumir alimentos de todo tipo, como frutas, verduras, aceite de oliva, cereales, una proporción moderada de carnes magras, pescados, productos lácteos y condimentos o especias, acompañado, todo esto, con un poco de vino o infusiones, según sea la costumbre. Así, en la actualidad, sabemos que las frutas son indispensables en nuestra alimentación diaria debido a la influencia positiva que tienen sobre la salud, por su riqueza en vitaminas, minerales, antioxidantes, fibras y agua. De ahí que introducirlas en la dieta de cada día sea imprescindible para beneficiarnos de sus cualidades nutricionales. Sin embargo, los resultados de diferentes encuestas nos muestran que casi nunca llegamos a comer el mínimo de frutas aconsejadas. Por eso, diferentes organizaciones relacionadas con la salud están dando la voz de alarma sobre lo necesario que es habituarnos al consumo diario de fruta fresca para mantener buena salud, prevenir y acelerar la curación de algunas patologías. Para conseguirlo,Sigue leyendo...

Dieta mediterránea – Nueva pirámide nutricional

Desde hace varias décadas ha quedado demostrado en múltiples estudios, que comer bien nos ayuda no solo a mantener nuestra salud, sino a prevenir y mejorar muchas enfermedades y, por tanto, a conseguir una mejor calidad de vida. En la actualidad, la globalización, la migración constante y los cambios cada vez más rápidos de estilos de vida, han originado que nuestros hábitos alimenticios se hayan alejado, cada vez más, de la clásica dieta mediterránea en favor de una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y pobre en verduras, hortalizas, cereales, frutas y frutos secos. Todo esto, ha comenzado a tener consecuencias negativas para la salud con el incremento de enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad y otras patologías crónicas. En realidad lo que comemos, cuándo y cuánto, es un proceso complejo en el que intervienen factores internos y externos, y cuando unos predominan sobre los otros originan unos hábitos alimentarios más o menos adecuados. Entre ellos destacan la etnia, la cultura, la religión, la situación económica personal, los hábitos alimentarios adquiridos desde la infancia, el saber o no cocinar, el comer fueraSigue leyendo...

Grasas Trans en la alimentación

En el siglo pasado, como consecuencia de la revolución industrial y de la disponibilidad de aceites vegetales baratos, procedentes de las tierras de ultramar, se estimuló el estudio y desarrollo de las técnicas de hidrogenación de aceites para la fabricación de las margarinas, sucedáneo de la mantequilla que, a lo largo del siglo pasado, fue presentada como un alimento mas saludable que la denostada mantequilla. Y por ello, desde hace años se fabrican, de forma artificial, “las grasas trans” como alternativa a las grasas saturadas para elaborar diferentes productos alimentarios, pensando que estas grasas eran menos nocivas para la salud. Con el tiempo, se ha demostrado que este tipo de grasas son más nocivas que la manteca y la mantequilla (grasas saturadas de origen animal) con las que clásicamente se elaboraban todo tipo de snacks y productos de repostería, sin embargo, las grasas trans se han convertido en las más vendidas y consumidas, aún sabiendo, hoy, lo perjudiciales que son para la salud y que sus ventajas sobre los aceites de origen animal sonSigue leyendo...

Propiedades de la piña

Esta fruta es rica en ácido cítrico, vitaminas A, B y C, yodo, potasio, magnesio, manganeso, fósforo y hierro. Además contiene numerosos azúcares y sobre todo gran cantidad de fibra, en el corazón. Tiene propiedades digestivas, antiinflamatorias, diuréticas, detergentes de llagas y multivitamínicas de gran valor. Por eso tiene beneficios sobre el tratamiento de la obesidad ya que su fibra ofrece un efecto saciante. También está indicada en reumatismo, artritis, gota, arterioesclerosis y dispepsias. ¿Cómo tomarla? La piña es muy apreciada como alimento por su fruto dulce y jugoso. Como complemento alimenticio las cápsulas de piña tienen gran reputación como coadyuvante en dietas de adelgazamiento.

Propiedades de la manzana

Fruto que en todas sus variedades presenta una composición química y valor nutritivo muy similar. Es la fruta más rica en fructosa (azúcar de absorción rápida), contiene gran cantidad de materias fibrosas, como la pectina, fibra soluble que ayuda a la disolución del colesterol, regula el intestino, tiene efecto beneficioso sobre los dientes y las encías. Contiene, también, algunos aminoácidos esenciales que ayudan a eliminar las toxinas hepáticas, estimulan la secreción del jugo gástrico y fortalecen el sistema inmunitario. Igualmente en su composición hay minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio), ácidos glutámico y málico con propiedades astringentes y germicidas.

Propiedades de la cebolla, ajo, cebolleta, cebollino, chalota y puerro

Hortalizas que pertenecen a la familia de las aliáceas de sabor fuerte y ligeramente picante. Contienen sustancias sulfurosas naturales, entre ellas la alicina o disulfuro de alilo que es antibiótico natural, germicida, desinfectante, purificador y el responsable del olor característico y del sabor picante de estos alimentos. También son ricos en potasio, fósforo, magnesio, zinc, yodo y vitaminas del grupo B (B3, B6). Con cantidades discretas de vitaminas C y E. Estos compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódica, mucolítica y antibiótica. Mejoran las afecciones de las vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, neumonía), reducen los niveles de colesterol, la presión sanguínea e incluso el riesgo de algunos tipos de cáncer.

Propiedades de las verduras crucíferas

Berza, repollo, brócoli, coliflor, col, col de Bruselas, col rizada, etc.) Estos alimentos contienen antioxidantes llamados isotiocianatos y glucosinolatos que contrarrestan los efectos de los radicales libres, ayudando a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y a prevenir enfermedades cardiovasculares. El fuerte olor que desprenden durante la cocción, es debido al elevado porcentaje de azufre que contienen, responsable también del gusto perfumado y ligeramente amargo típico de estas verduras. Además, estos antioxidantes, poseen una potente acción antibacteriana, siendo beneficiosas para la piel y las articulaciones. Igualmente son ricas en ácido fólico, vitamina C, betacaroteno, y fibras.