dieta ácido úrico

Dieta tipo para evitar el exceso de ácido úrico

Dieta Tipo para evitar el exceso de ácido úrico: Desayuno: 11 vaso de leche desnatada + 2 tostadas con margarina + 1 kiwi Media mañana: 1 manzana Comida: Arroz blanco con verduras + Ensalada + 2 tostadas integrales + piña natural Merienda: Yogurt desnatado + 1 barrita de cereales sin azúcar Cena: Brócoli con jamón + ensalada + 1 tostada integral + 1 kiwi Saber más sobre el ácido úrico

Dietas depurativas

Una dieta depurativa implica la eliminación de residuos del cuerpo, y cuando decimos esto no sólo nos referimos a la limpieza intestinal ó del riñón, sino también de la sangre y los tejidos, por lo que el tema puede ser muy extenso. No obstante y de cara al verano, vamos a centrarnos en los procesos depurativos que nos permiten eliminar líquidos, toxinas y algo de peso. En las dietéticas y tiendas especializadas, tenemos a nuestra disposición multitud de productos que puedan ayudarnos en este campo, unos dedicados a la limpieza de sangre, otros a los tejidos, otros a los ayunos, etc. por tanto, en general cada uno puede seguir un ritmo concreto en función de su necesidad. La mayoría de las dietas depurativas están basadas en el ayuno o la limitación en la ingesta a cierto tipo de alimentos, pero todas ellas tienen el inconveniente de que lo que se pierde con rapidez, se recupera con facilidad, tanto las toxinas como el ritmo intestinal, etc. (a menudo se incluye tambiénSigue leyendo...

Dieta sin huevo

Texto: Equipo de Nutricionistas de Sbeltary [dropcap]A[/dropcap]limentos NO permitidos -Bebidas: Leches malteadas, vino, cerveza, cafés (que son aclarados con clara de huevo). -Huevos, carnes, pescados, quesos: Huevo natural o cocinado bajo cualquier forma, rebozados, empanados, fiambres, embutidos, salchichas, patés y algunos quesos. -Panes y cereales: Cualquier pan que contenga huevo, hojaldres, empanadas, empanadillas abrillantadas con huevo y algunos cereales. -Pastas y patatas: Pastas al huevo, espaguetis o fideos con huevo. -Sopas: Consomé clarificado, sopa de fideos. -Frutas y vegetales: Crema de vegetales. -Postres: Merengues, pasteles, galletas, helados, sorbetes, donuts, bizcochos, algunos caramelos, batidos, turrones, flanes, cremas. -Grasas: Mayonesa, margarinas, cualquier salsa con huevo. Alimentos sustitutos o permitidos -Bebidas: Leche, té, bebidas carbonatadas, chocolate puro, zumos. -Huevos, carnes, pescados, quesos: Pollo, carnes, pescados. -Panes y cereales: Productos de repostería sin huevo, galletas de arroz. -Pastas y patatas: Pastas y patatas sin huevo. -Sopas: Libres de huevo. -Frutas y vegetales: cocidas, crudas, zumos. -Postres: Pasteles sin huevo, helado de frutas, gelatina, mermeladas. -Grasas: Mantequilla, aceites.

Ejemplo de dieta para diabéticos

Desayuno: café con leche desnatada ó infusión de té rojo o verde + cereales (no azucarados ni de  chocolate) ó 2 biscotes con mermelada sin azúcar. Media mañana: 1 fruta ó yogurt desnatado ó 1 barrita de cereales sin azúcar ó 2 biscotes con pavo ó queso fresco desnatado. Comida: ensalada de pasta ó tomates con queso fresco + lentejas ó espinacas con garbanzos ó berenjenas ó pimientos rellenos de carne picada y cebolla + infusión ó café sólo ó con leche desnatada. Media tarde: leche desnatada con café ó zumo de limón ó pomelo ó té rojo sólo o con leche desnatada ó 4 galletas sin azúcar ó yogurt desnatado. Cena: ensalada de tomate, lechuga, huevo (sin yema), cebolla y atún ó parrillada de verduras ó ensalada de col y zanahoria con salsa de yogurt ó puré de verduras + revuelto de ajetes y gambas ó lenguado a la plancha ó pechuga de pollo ó ternera + infusión. Recena: yogurt desnatado ó leche desnatada.

Dieta sin lactosa

ALIMENTOS NO PERMITIDOS - Leche y derivados: Leche de vaca entera, desnatada, descremada, condensada, evaporada, queso fresco, requesón, cuajada, petit suisse y otros lácteos (natilla, flan, arroz con leche, postres lácteos que no necesitan frío...), batidos de sabores. - Carnes y derivados: productos de charcutería (salchichas comerciales y embutidos, etc.). - Cereales, patatas y derivados: Purés y sopas elaborados o enriquecidos con leche o lácteos. Pastelería y repostería: crepes, bollos, bizcochos, galletas, pastas, etc. - Bebidas: Bebidas alcohólicas. - Grasas: Mantequilla, nata, margarinas sin especificar si son vegetales 100% o llevan contenido animal o leche. - Otros productos que incluyan entre sus ingredientes todo lo que contenga leche de vaca: chocolate con leche, sugus, productos de bollería, pastelería y repostería rellenas, helados.   ALIMENTOS PERMITIDOS - Leche y sustitutos: Leche vegetal o de soja, o preparados de soja que se componen de proteínas de soja, aceites vegetales e hidratos de carbono. Productos derivados de la leche de soja como el tofu y los postres. Para quien no es alérgico pero tiene intolerancia a la lactosa:Sigue leyendo...

Dieta sin gluten

ALIMENTOS NO PERMITIDOS EN LA DIETA SIN GLUTEN - Lácteos: Yogures y postres que tengan chocolate o cereales, yogures con frutas, petit suisse de sabores, postres que no necesitan frío, mousse de yogur o de queso, quesos fundidos para untar con adición de hierbas y sabores, quesos azules tipo roquefort. - Cereales y derivados: Trigo, avena, cebada, centeno, triticale y alimentos procedentes de estos cereales como: Sopas de pasta, sopa de pan normal (sopa de ajo), sémola, pan, pastas de sopa e italianas, cereales dextrinados y de desayuno, productos de bollería y pastelería, biscotes, pan de molde, galletas, magdalenas... - Legumbres: Legumbres en conserva. - Carnes, pescados y huevos: Carnes enlatadas, embutidos (mortadela, chopped, chorizo...), fiambres, gelatinas, salchichas, foie-gras, patés. - Rebozados de pescado o de carne congelados, precocinados (croquetas, empanadillas y similares). Conservas de pescado en salsa, en tomate, en escabeche, a la marinera, en su tinta (pueden contener espesantes de harina o pan rallado). - Verduras y hortalizas: Verduras empanadas o rebozadas, congeladas y con bechamel. - Frutas y frutos secos: Conservas deSigue leyendo...

Dieta mediterránea – Nueva pirámide nutricional

Desde hace varias décadas ha quedado demostrado en múltiples estudios, que comer bien nos ayuda no solo a mantener nuestra salud, sino a prevenir y mejorar muchas enfermedades y, por tanto, a conseguir una mejor calidad de vida. En la actualidad, la globalización, la migración constante y los cambios cada vez más rápidos de estilos de vida, han originado que nuestros hábitos alimenticios se hayan alejado, cada vez más, de la clásica dieta mediterránea en favor de una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y pobre en verduras, hortalizas, cereales, frutas y frutos secos. Todo esto, ha comenzado a tener consecuencias negativas para la salud con el incremento de enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad y otras patologías crónicas. En realidad lo que comemos, cuándo y cuánto, es un proceso complejo en el que intervienen factores internos y externos, y cuando unos predominan sobre los otros originan unos hábitos alimentarios más o menos adecuados. Entre ellos destacan la etnia, la cultura, la religión, la situación económica personal, los hábitos alimentarios adquiridos desde la infancia, el saber o no cocinar, el comer fueraSigue leyendo...

Dieta de alimentación: Combinación de alimentos y digestión

A menudo llegan al consultorio personas que afirman alimentarse bien y de forma sana, pero cuando detallan lo que comen y cómo lo hacen, enseguida nos damos cuenta de los errores que cometen. Desde el punto de vista médico oficial, no importa el tomar los alimentos mezclados en cualquier proporción, ya que se contabilizan básicamente como proteínas, hidratos de carbono y grasas, es decir, los principios inmediatos que contienen. Sin embargo un alimento es mucho más que un principio inmediato. Si queremos que el alimento resulte sano, hay que aplicar algunas reglas sencillas pero importantes. La primera de ellas es que un alimento proteico no debe ser mezclado con hidratos de carbono, porque la metabolización de los carbohidratos requiere álcalis (bases). Dado que la reacción entre los ácidos y los gases provoca sal más agua, con esta combinación no pueden metabolizarse ni las proteínas ni los hidratos. El resultado será unaSigue leyendo...

Dietas para el colon irritable y hernia de hiato

Dos de los trastornos gastrointestinales más conocidos son el síndrome del colon irritable, enfermedad intestinal crónica, y la hernia de hiato, afección del estómago. El colón irritable, también denominado síndrome del intestino irritable, es una enfermedad intestinal crónica que cursa con períodos asintomáticos junto a recaídas frecuentes, caracterizadas por la existencia de dolor abdominal y cambios en el tránsito intestinal, con predominio de estreñimiento y diarrea. Hasta hoy, se desconocen sus causas, pero al parecer puede haber varios desencadenantes. Esta enfermedad se asocia a algún tipo de virus o bacteria, aunque también se piensa que puede estar relacionado con el estilo de vida (estrés, trastornos emocionales y/o nerviosos) y/o el tipo de dieta diaria. De hecho, suelen padecer esta enfermedad personas que no llevan una alimentación adecuada, consumen café, picantes, frituras y comida rápida en exceso o ingieren la comida de forma apresurada. Este síndrome puede ocurrir a cualquier edad, peroSigue leyendo...

Dieta de sirope de savia de arce: Depuración para la primavera

Dieta de sirope de savia: El sirope de Savia de Arce es un producto que se considera altamente nutritivo, ya que contiene hidratos de carbono y proteínas, así como minerales, vitaminas y oligoelementos. Si bien se utiliza con frecuencia como si fuera un adelgazante, lo cierto es que principalmente es un desintoxicante y depurativo de primer orden, muy indicado si lo que pretendemos es limpiar nuestro organismo a la vez que equilibramos nuestro peso. Para que la dieta de sirope de Savia de Arce sea efectivo debemos acompañarlo de una dieta lo más limpia posible, en principio vegetariana. Es decir, frutas, verduras, cereales integrales, etc., eliminando las carnes y pescados, así como las harinas blancas, huevos, café, alcohol etc. La mezcla se prepara disolviendo 2 cucharadas soperas de sirope y el zumo de un limón en 300 cc. de agua. Se aumenta el efecto depurativo si se alterna este preparado con la ingestaSigue leyendo...