aceite de argán

Aceite de argán

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

El aceite de argán proviene del Argania spinosa, un árbol que pertenece a la familia Sapotáceas, crece hasta los 8-10 metros de altura y tiene una vida en torno a los 150-200 años. Es una especie autóctona de Marruecos, que crece de forma salvaje en el sur-oeste marroquí, parece ser que su existencia se remonta a la era terciaria. Se extienden en bosques claros, considerados reserva de la biosfera. Posee un follaje denso de hojas persistentes, pequeñas y alargadas, tiene además unas raíces profundas que soportan condiciones de extrema sequedad. En el verano pierde sus hojas, evitando así la excesiva transpiración para poder sobrevivir a las condiciones desérticas.

Cuando llegan las lluvias es capaz de rebrotar rápidamente, apareciendo sus flores y frutos en algunas semanas. La calidad de este preciado aceite de argán se corresponde con una composición química, en la que destaca un porcentaje superior al 80% en ácidos grasos esenciales, así como un elevado porcentaje de vitamina E natural y fitoesteroles:

• Ácido oleico (omega-9): 45-55 %
• Ácido linoleico (omega-6): 38-36 %
• Ácido alfa-linolénico (omega-3):< 0,1 %
• Tocoferoles (vitamina E natural): 60-90 mg / 100g

 

Propiedades para la piel del aceite de argán:

– Nutritivo cutáneo
– Altamente hidratante
– Restaura el manto hidrolipídico de la piel
– Antioxidante
– Ralentiza el envejecimiento cutáneo
– Antiarrugas
– Fortalece uñas y cabello
– Regenerador de la piel
– Confiere elasticidad y firmeza a la piel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

No pierdas de vista estos posts