Prevenir problemas de próstata con la alimentación

ALIMENTACIÓN Y FERTILIDAD MASCULINA

El Problema de la fertilidad tiene gran trascendencia en la actualidad, pues se calcula que más de 10-15 % de las parejas que quieren tener hijos no pueden. Lo más curioso que hasta hace muy poco tiempo se suponía siempre que el problema residía en la mujer. Actualmente ya sabemos que esto es falso, y así el 50% de las causas por las cuales una pareja no puede tener hijos tiene el origen en el varón.

Es cierto que los hábitos de vida repercuten negativamente en la calidad del semen; así se sabe que el abuso de tabaco, alcohol y drogas, el llevar el móvil en el bolsillo, la marihuana y cocaína, favorecen la esterilidad en el varón. Actualmente, gracias al avance de la medicina, se sabe que hasta un 10 % de los varones con problemas de fertilidad, tienen una alteración genética. A veces la causa de afectación del semen puede estar relacionada con el entorno laboral, exposición a plaguicidas, a metales pesados como el plomo y a sustancias como el benceno alterar la calidad del semen y por tanto la fertilidad. Aunque quizás lo más curioso es que esa alteración se puede ver en varones que acuden con frecuencia a saunas, “jacuzzi” ya que el calor generado actúa en el testículo y disminuye la calidad del semen.

También influye negativamente la tenencia de los móviles en los bolsillos por su cercanía al testículo. En Canarias no se encuentran cifras distintas en la calidad de semen respecto al resto de España ni a nivel genético ni por hábitos tóxicos en la vida cotidiana.  La obesidad influye negativamente en la calidad del semen por aumento del calor testicular y por aumentar la circulación venosa testicular. La hipertensión arterial no influye directamente en la calidad del semen en cambio si que lo hacen ciertos medicamentos para la hipertensión arterial alterando la función sexual, función eréctil, la eyaculación, las células germinales y el eje hormonal.

Recordar que la próstata segrega gran parte del líquido seminal un 80-85% y es el almacén del semen, por tanto, tener una buena salud prostática es fundamental en la calidad del semen. En la calidad del semen es muy importante nuestro tipo de alimentación y hábitos de vida. En la alimentación nuestra habitual debemos incluir para mejorar nuestro semen y nuestra salud prostática: Selenio, Zinc, Vitamina E, Vitamina D, Te verde, un vaso de vino tinto, soja y control en el consumo de las grasa saturadas.

 

ALIMENTACIÓN Y CÁNCER DE PRÓSTATA

Actualmente el cáncer de próstata es el cáncer maligno más frecuente en el varón (por encima del cáncer de colon) y el segundo cáncer como causa principal en la muerte masculina. Aproximadamente un 40 % de los varones a lo largo de su vida necesitará pasar por un quirófano para resolver el problema de la próstata. Además, uno de cada cinco varones, padecerá un cáncer de próstata. La alimentación es muy importante en la prevención del cáncer de próstata:

El selenio es un elemento fundamental para la fertilidad del varón además es una gran antioxidantes previniendo el desarrollo de tumores. Tomar selenio habitualmente reduce la posibilidad de desarrollar un cáncer de próstata y mejora la calidad seminal: los alimentos más ricos en selenio son: Nueces del brasil, pescado, cereales integrales, verduras, pollo, pavo y mariscos.

La Soja tiene un efecto en la prevención de tumores de próstata además que ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre y fortalecer a los huesos. La soja contiene isoflavonas, genisteína, que es la que se ha relacionado con la prevención del cáncer de próstata. Yo recomiendo a todos mis pacientes consumir soja y sus derivados a diario por los efectos beneficiosos que aportan a su salud.

Alimentos ricos en Vitamina D: la vitamina D es la encargada de la formación correcta de nuestros huesos y cada vez son más estudios que asocian el déficit de vitamina D con la aparición de tumores como el cáncer de próstata, colon y mama. Los varones que viven en los países menos soleados normalmente tienen más posibilidades de padecer cáncer de próstata. Los alimentos que más vitamina D nos aportan son los pescados, entre los que se encuentran el bacalao, el atún, el salmón, el bonito, la caballa y el arenque. Es recomendable tomar el sol media hora al día (lógicamente con protección solar) para ayudar a recargar nuestros niveles de vitamina D en sangre.

El té Verde es la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo superada por el agua. El consumo de té beneficia al corazón, así como a la salud dental, a la de los huesos. El té verde, se ha comprobado que previene el desarrollo del cáncer de próstata.

Alimentos Ricos en Vitamina E: Existen estudios que avalan que la vitamina E previene del cáncer de próstata. Se sabe que este vitamina es muy beneficiosa cuando problemas de infertilidad en la pareja. Los productos que contienen vitamina E son el aceite de oliva, almendras, espinacas, aguacate y los cereales del desayuno. El tomate la segunda hortaliza más consumida en Europa después de la patata. El tomate es muy rico en licopeno y cada vez son más los estudios que avalan que el licopeno en la prevención del inicio, desarrollo y progresión del cáncer de próstata. Es recomendable el comer tomates y sus derivados a diario para intentar disminuir el cáncer de próstata es los próximos años.

Las grasas en sí misma no son malas para nuestra salud, pero hay que tomar la cantidades adecuadas y los tipos de aceites más recomendables. Existen estudios que avalan que el abuso de grasas saturadas favorece en cáncer de próstata. La obesidad es otro factor de riesgo que ayuda a desencadenar el cáncer de próstata. Un 30 % de la población tiene exceso de peso. Los alientos ricos en Zinc en dosis de 100 mg al día, reducen la posibilidad de desarrollar un cáncer de próstata.

La visita al Especialista de Urología hay que realizarla a partir de los 45 años de edad, y a partir de los 40 años si existen antecedentes familiares de cáncer de próstata ya sea abuelos, tíos, padre o hermanos. Por ello siempre aconsejo a mis paciente que a partir de los cuarenta hay que realizar una revisión de próstata para realizar un diagnóstico precoz de la enfermedad prostática. Hay que recordar que lo más importante no es sólo vivir muchos años sino disfrutarlos con una buena calidad de vida y para ello es fundamental el diagnóstico precoz de cualquier enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *