Hipertensión arterial

La hipertensión arterial se define como la elevación persistente de la presión arterial, que es la fuerza que ejerce la sangre al circular por las arterias, y ha de ser persistente, es decir, una medida aislada no justificaría el diagnóstico. Esta patología constituye un importante problema de salud en los países occidentales debido a su incidencia entre la población adulta ha pasado de un 20% a un 30%, y por su influencia sobre el aumento de la mortalidad, debido a que la hipertensión es un factor que contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. La presión arterial se divide en dos tipos de medidas: sistólica (alta) y diastólica (baja). La presión arterial sistólica, es la presión sanguínea que se da en las arterias durante un latido cardíaco. La diastólica es la presión que se da en las arterias entre dos latidos. Se define como presión arterial normal la que se encuentra en una presión sistólica de 120 Hg mm y una diastólica de 80 Hg mm o más baja. SiSigue leyendo...