beneficios de la cebolleta

Beneficios de la cebolleta

Es una hortaliza que pertenece al género Aliium; tras el invierno vuelve a plantarse y se consume tierna antes de que florezca. Tiene escaso aporte calórico, porque su contenido en agua es aproximadamente del 90%. En cambio, su contenido en proteínas e hidratos de carbono es mínimo. Añadir esta hortaliza a las preparaciones, permite potenciar su sabor sin apenas aumentar las calorías. Su alto aporte en fibra, vitaminas y minerales, la convierten en un excelente alimento regulador del organismo. Son una buena fuente de potasio y presentan cantidades significativas de magnesio y fósforo. En cuanto a su contenido vitamínico, las cebolletas son ricas en vitaminas del grupo B, como la B9 o ácido fólico, la B3 y la B6. No obstante, las propiedades saludables de esta hortaliza se deben, a su abundancia de antioxidantes, entre ellos los flavonoides y los compuestos ricos en azufre. Estos últimos son sustancias precursoras de compuestos volátiles, que son los que aportan a la cebolleta ese olor y sabor tan característicos.

Propiedades de la cebolla, ajo, cebolleta, cebollino, chalota y puerro

Hortalizas que pertenecen a la familia de las aliáceas de sabor fuerte y ligeramente picante. Contienen sustancias sulfurosas naturales, entre ellas la alicina o disulfuro de alilo que es antibiótico natural, germicida, desinfectante, purificador y el responsable del olor característico y del sabor picante de estos alimentos. También son ricos en potasio, fósforo, magnesio, zinc, yodo y vitaminas del grupo B (B3, B6). Con cantidades discretas de vitaminas C y E. Estos compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódica, mucolítica y antibiótica. Mejoran las afecciones de las vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, neumonía), reducen los niveles de colesterol, la presión sanguínea e incluso el riesgo de algunos tipos de cáncer.