Aloe vera, un alimento nutracéutico

Estamos acostumbrados a encontrarnos el aloe vera en la composición de muchos productos  cosméticos. El gel de sus hojas es bueno para la piel, pero no solo eso. El aloe vera también tiene aplicaciones gastronómicas; es un complemento alimenticio de extraordinarios efectos beneficiosos para el organismo. Cuando se pela la hoja de una planta de aloe vera se obtiene una gelatina incolora, insípida e inodora. Pensamos en sus virtudes externas para la piel pero resulta que al ingerirlo también aportamos a nuestro cuerpo unos componentes altamente beneficiosos para la salud de la piel y del organismo en general. Esa gelatina, preparada y añadida a un zumo, a un gazpacho, a una salsa o a cualquier otro alimento, puede reforzar el sistema inmunológico al incrementar la producción de linfocitos, algo muy recomendable, por ejemplo, para las personas que se han sometido a un tratamiento de quimioterapia. Por ello se denomina al aloe "nutracéutico"; un alimento con propiedades para el bienestar del cuerpo (como serían los yogures que ayudan a bajar el nivel deSigue leyendo...