Propiedades del ajo

Es una planta perenne de la familia de las liliáceas, la misma que las cebollas, cebolletas y el puerro. En las tiendas encontramos dos tipos de ajos que distinguimos por el color de su cubierta, estos son: El ajo blanco y el ajo morado. La planta joven se denomina ajete y lo  encontramos entre finales del invierno y principios de la primavera. Está formado principalmente por agua e hidratos de carbono. Mas que por su valor  nutricional destacan sus beneficios sobre la salud. El ajo crudo cuando se corta o machaca libera aliina que junto con la alinasa produce una sustancia llamada alicina que posee propiedades antisépticas, fungicidas y bactericidas. Por otro lado, el ajo cocinado libera sustancias diferentes como la adenosina que posee cualidades anticoagulantes y reductoras del colesterol.

Propiedades de la cebolla, ajo, cebolleta, cebollino, chalota y puerro

Hortalizas que pertenecen a la familia de las aliáceas de sabor fuerte y ligeramente picante. Contienen sustancias sulfurosas naturales, entre ellas la alicina o disulfuro de alilo que es antibiótico natural, germicida, desinfectante, purificador y el responsable del olor característico y del sabor picante de estos alimentos. También son ricos en potasio, fósforo, magnesio, zinc, yodo y vitaminas del grupo B (B3, B6). Con cantidades discretas de vitaminas C y E. Estos compuestos azufrados ejercen una acción antiespasmódica, mucolítica y antibiótica. Mejoran las afecciones de las vías respiratorias (sinusitis, bronquitis, neumonía), reducen los niveles de colesterol, la presión sanguínea e incluso el riesgo de algunos tipos de cáncer.