Flores de Bach – Genciana

Hola, amigos; bienvenidos una vez más a esta sección en la que buscamos recordaros que la vida es un teatro donde cada ser tiene un papel, una máscara, una emoción que le obliga a vivir en una personalidad tipo. Hoy nuestro personaje le llama Genciana. Es una niña que ha llegado del colegio, con su mochila cargada y con cara de preocupación. -¿Qué ha pasado?- pregunta su madre tras los saludos de rigor- ¿A qué viene esa cara de funeral? - Hoy hemos tenido examen. Seguro que suspendo: todos lo han entregado más tarde que yo. Y eso es porque seguro que me he comido algo. Además, la profe al pasar por mi lado me ha mirado raro: seguro que es porque alguna pregunta estaba mal; pero las he repasado todas y estaban bien, creo. No sé para qué estudio, si total sólo sirvo para suspender. Y así continúa la “alegre” retahila de la niña camino de su habitación y que por cierto, no es de las que suspenden. Este caso es similarSigue leyendo...