Cómo bajar la fiebre a un niño

Uno de los mayores retos para quien tiene un niño a su cargo consiste en interpretar correctamente los síntomas que indican que puede estar enfermo. A veces el niño es demasiado pequeño para expresar con claridad lo que le pasa, y otras el síntoma es de tipo genérico o no tiene un origen claro. No se trata de salir corriendo al centro de salud al segundo estornudo, ni de sentarse a esperar “a ver si se le pasa”. Hay síntomas “concretos”, como la mucosidad o la tos que nos señalan un problema en el sistema respiratorio, y otros de tipo “genérico”(es decir, que no tienen una causa localizable clara). El conocimiento de estos síntomas generales es esencial para saber saber cómo actuar en cada caso, y nos permitirá utilizar correctamente los remedios que están a nuestro alcance y comprender y aplicar mejor los consejos y prescripciones del médico o delSigue leyendo...