Naturaleza Yin, el Tao femenino

CONCIENCIA FEMENINA Hoy en día vivimos inmersos en una sociedad donde la prisa, competitividad o agresividad priman por encima de valores como la sensibilidad, delicadeza o amabilidad. La importancia de lo sutil, lo humano, queda suprimido por el afán de progreso a toda costa. El mundo exterior (Yang) anula completamente el mundo interior (Yin). Frente a esta cantidad de energía casi violenta que nos envuelve a diario, las mujeres nos vemos especialmente afectadas, pues nuestro tipo de naturaleza es más suave, receptiva y emocional que el sexo masculino. Nos movemos a través de ciclos hormonales y energéticos cuyo ritmo no se ajusta fácilmente a este orden actual. Delante de esta situación, con el trabajo, la casa y los hijos, a muchas de nosotras solo nos queda una opción: adaptarnos como sea. Sin embargo esto significa tener que adoptar unas características de personalidad que no son afines a nuestra naturaleza, lo que nos puede llevar a estados de angustia, agotamiento y desarraigo. No se trata de iniciar la raída discusión acerca de cuál es el lugar de la mujer en la sociedad actual oSigue leyendo...