Niños y juego, una actividad saludable

Es claramente reconocido desde diferentes ámbitos y teorías la importancia del juego en el desarrollo del niño en general. Aquí pretendo subrayar más concretamente su función en la salud mental del niño y su maduración psíquica. ¿Qué función cumple el juego?. ¿Por qué es importante? El juego permite ir conociendo el mundo externo, irse adueñando de las situaciones dolorosas, poder ir manejando ansiedades, miedos y temores que varían según la edad, el momento evolutivo y las características personales de cada niño, y de igual manera comprender los conflictos propios o de su relación con el entorno. Es a través del juego que el niño repite innumerables veces una situación de forma activa, en un clima donde controla y puede manejar a su voluntad la situación, matar y resucitar, castigar y premiar... Esta experiencia es muy placentera por la sensación de dominio de la realidad. En ese momento el niño está como ensimismado, como si estuviera en otro mundo, es un mundo intermedio entre la realidad y la fantasía. Fue Freud, en 1920, el primeroSigue leyendo...