Alergia estacional y fitoterapia

El concepto de alergia

Una reacción alérgica realmente es la consecuencia de varios sucesos que se producen dentro del sistema inmunológico. Los anticuerpos circulan en la sangre y están presentes en casi todos los líquidos corporales. Ayudan a capturar invasores indeseables. Las personas alérgicas tienen un anticuerpo llamado Inmunoglobulina E o IgE. Cuando los alérgenos ingresan por primera vez en el organismo de una persona predispuesta a las alergias, se produce una serie de reacciones y se generan anticuerpos de IgE específicos para el alérgeno. Después de producirse, estos anticuerpos se adhieren a la superficie de los mastocitos, que son particularmente abundantes en la nariz, ojos, pulmones y el sistema gastrointestinal.

Las reacciones alérgicas mediadas por anticuerpos IgE o reacciones de hipersensibilidad inmediata constituyen reacciones inflamatorias de instauración inmediata, aunque a veces semirretardada, causada por la liberación masiva de mediadores inflamatorios (como histamina, triptasa, prostaglandinas y leucotrienos) por basófilos y mastocitos, como consecuencia de la unión de un antígeno a anticuerpos IgE, en la membrana de dichas células.

Tales mediadores son los causantes de las manifestaciones clínicas, las cuales, según la vía de acceso y el grado de difusión intracorporal del alérgeno, pueden adoptar una forma localizada, como la rinitis o el asma, o generalizada, como las reacciones anafilácticas desencadenadas por medicamentos, picaduras de insectos o ciertos alimentos.

Las manifestación más común de la alergia es la rinitis alérgica de carácter estacional. La rinitis alérgica es un padecimiento inflamatorio de la mucosa (membrana interna) y las estructuras internas de la nariz, que puede resultar de la acción de múltiples agentes, infecciosos o no infecciosos. La rinitis alérgica se produce como consecuencia de la exposición de la mucosa nasal a partículas alergénicas inhalables, en pacientes previamente sensibilizados. Cuando estos síntomas son causados por el polen, la rinitis alérgica es comúnmente conocida como fiebre del heno.

A pesar de ser numerosas las causas de rinitis, es la patofisiología de la rinitis alérgica o alergia nasal la mejor conocida además de ser el padecimiento alérgico más frecuente (se calcula que aproximadamente un 10 a 15 % de la población general la padece).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *