Menopausia y glándula tiroides

Desde el punto de vista endocrino la menopausia es una disfunción ovárica que conlleva una disminución de la producción de progesterona y de estrógenos. La mayoría de las mujeres experimentan irregularidades del ciclo de uno a cinco años antes de que finalice éste, con una sintomatología sumamente desagradable y que se prolonga en muchos casos durante varios años, con periodos más intensos y otros más llevaderos de alteraciones y malestar que degradan enormemente la calidad de vida. La disminución en la producción de hormonas femeninas, progesterona y estrógenos, a la que asistimos en la perimenopausia y menopausia, afecta a la glándula tiroidea y disminuye el metabolismo general. Durante la perimenopausia y menopausia es corriente, para las mujeres, tener una multitud de alteraciones hormonales. Los sofocos, los sudores nocturnos y el insomnio son síntomas frecuentes durante este periodo. Numerosos profesionales piensan que, si bien estos síntomas están asociados a una disminución de estrógenos también son síntomas típicos del hipotiroidismo, particularmente el insomnio y los sudores nocturnos. Globalmente, en caso de hipotiroidismo, el funcionamiento de los órganos se ralentiza. LosSigue leyendo...

La menopausia y su comprensión energética

Existe una primera etapa, llamada transición menopáusica, que puede empezar varios años antes del cese del último periodo. Aquí empiezan una serie de cambios fisiológicos en la vida de la mujer. La menopausia empieza al terminar la menstruación. Con el tiempo los ovarios pierden gradualmente la habilidad de producir estrógeno y progesterona, las hormonas que regulan el ciclo menstrual; cesan las menstruaciones y la mujer deja atrás su etapa fértil. Cada mujer es distinta y puede fluctuar el tiempo del último periodo. Algunas mujeres pueden tener el último periodo hacia los 45 años y otras mujeres lo pueden tener más tarde que los cincuenta años. La edad promedio se estima hacia los 51 años. En los países occidentales se relaciona este periodo de la menopausia con una serie de síntomas que la mujer padece en menor o mayor intensidad, tales como:   ALTERACIONES EN LA FRECUENCIA DEL PERIODO Primeramente se hacen irregulares, son más cortos o cercanos entre si, o se sangra un poco entre periodos, o le duran más que una semana,Sigue leyendo...

Menopausia: Las mujeres tenemos opciones

El cambio que supone la menopausia La menopausia es uno de los temas de salud más hablados y comentados. De esta etapa se han expuesto sus síntomas, sus efectos, sus posibles tratamientos, e incluso los aspectos psicológicos más relevantes. Es cierto que la menopausia es una etapa de cambios, pero es necesario entenderla como un proceso natural y normal de la vida de todas las mujeres. Por ello, y solo por ello, es necesario liberarse de roles y prejuicios, y construir nuevas emociones para enfrentarse a esta nueva etapa. Para poder afrontar esta situación, es necesario conocer cuáles son los cambios a experimentar, el por qué de ellos, y lo más importante, conocer las opciones que tenemos para poder elegir aquella que más nos conviene.   La menopausia y el sistema hormonal La menopausia como el resto de etapas en la vida está controlada por las hormonas. Las hormonas son sustancias químicas, segregadas por el propio cuerpo, y que regulan los procesos vitales del organismo. Las hormonas, es aquello que origina tanto cambios y acontecimientoSigue leyendo...

Menopausia y alimentación

La menopausia es el cese de la menstruación, ocurre aproximadamente alrededor de los 50 años. Normalmente la menstruación no se interrumpe de forma brusca, sino que empieza a ser menos regular debido a la disminución de los niveles de estrógenos y progesterona. La fase de transición entre la etapa reproductiva y la no reproductiva se llama climaterio. La menopausia delimita las dos etapas del climaterio: la premenopausia y la posmenopausia. La premenopausia: es el periodo reproductivo anterior a la menopausia, dura entre 3 y 5 años. La perimenopausia: abarca desde el periodo inmediatamente anterior a la menopausia, hasta el primer año siguiente después de la última menstruación. Cada mujer vive esta época de tránsito de forma diferente, muchas no presentan signos, otras, pequeños trastornos y algunas, síntomas más serios. Lo mejor es empezar a cuidarse antes de la última regla. La posmenopausia: son los años que siguen a la menopausia. Dura entre 7 y 10 años. Durante estos años también debemos cuidar nuestra alimentación y realizar ejercicio físico de forma regular. Para llegar y pasar la menopausia en buenas condiciones esSigue leyendo...