Depurar el organismo: El primer paso para tu salud

Nuestro cuerpo, en condiciones normales, es un perfecto sistema que tiende siempre a restablecer el equilibrio; es lo que se conoce como homeostasis del cuerpo. Pero la forma de vida moderna, ha traído como consecuencia la ruptura de ese equilibrio. Los nuevos hábitos adquiridos –contaminación, alimentación, sedentarismo, tabaco, alcohol, productos químicos…– incorporan al organismo excesiva cantidad de toxinas, incapaces de ser eliminadas por los sistemas internos. El resultado, un cuerpo contaminado que nos da muestras de ello a través de signos tales como alergias, eccemas, piel apagada, pelo sin fuerza, hipertensión, bloqueo de las articulaciones… En numerosas ocasiones nos han hablado de la importancia de seguir una dieta saludable, pero más importante que ello, es eliminar toxinas del cuerpo. Para entenderlo, lanzo una analogía, usando como ejemplo la vivienda: si tenemos un salón que llevamos sin limpiar durante años, de nada serviría comenzar a introducir muebles valiosos, si antes no eliminamos los desechos generados durante años. El hígado es el principal órgano destoxificador del organismo y de él depende el bienestar de todoSigue leyendo...

10 Consejos para los trastornos hepáticos

El hígado es el encargado de la detoxificación, pero también el laboratorio del organismo; su complejidad hace que sea un órgano un tanto especial y sus procesos sean múltiples. El hígado almacena grasas de aquellos alimentos que ingerimos, pero también del exceso de ingesta de hidratos de carbono que son convertidos en grasas, encargándose también de esta transformación. Produce colesterol, que es imprescindible para la formación de hormonas y sales biliares, así como para mantener el nivel de atención y concentración. También tiene que ver con el almacenamiento y la liberación de azúcar en la sangre. Así mismo fabrica las lipoproteínas (colesterol bueno=lipoproteína de alta densidad, malo=de baja densidad, muy malo=de bajísima intensidad, pero todos imprescindibles par el organismo). Almacena hierro y algunas vitaminas, entre ellas la B12, y descompone hormonas para su eliminación. Prepara de forma que pueden ser eliminados por la orina el alcohol, los medicamentos y los restos alimenticios. Limpia la sangre, controla el azúcar, etc. Y todavía tiene más funciones, sobre todo relacionadas con el intestino delgado y la vejiga. Así como relaciones especialesSigue leyendo...

Limpieza hepática y biliar como herramienta única de salud

Plantas únicas para detoxificar el organismo: rábano negro, cardo mariano, alcachofa y aceite esencial de manzanilla romana. El rábano negro posee un gran valor biológico, la toma de su jugo concentrado bio, tiene diferentes efectos terapéuticos. Se describe un efecto colerético y colagogo, gracias a su contenido en compuestos azufrados que ejercen un efecto estimulante de la secreción biliar y facilitan el vaciado de la vesícula biliar, favoreciendo el drenaje de los residuos tóxicos acumulados tanto en la vesícula como en el hígado. Además estos mismos compuestos le confieren también, una acción hepatoprotectora, diurético-depurativa, aperitiva, balsámica, expectorante, anti-bacteriana y anti-viral. El rábano negro es una fuente muy rica en glucosinolatos y sus metabolitos, la prevalencia y la efectividad de estos compuestos contenidos en su composición ha sido estudiada confiriéndole la propiedad de aumentar la actividad de la fase II de detoxificación enzimática, se trata en realidad de un potente inductorSigue leyendo...