La importancia de la fruta en la alimentación

El reconocimiento por la UNESCO de la “Dieta Mediterránea, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, nos da una idea de la importancia que tiene consumir alimentos de todo tipo, como frutas, verduras, aceite de oliva, cereales, una proporción moderada de carnes magras, pescados, productos lácteos y condimentos o especias, acompañado, todo esto, con un poco de vino o infusiones, según sea la costumbre. Así, en la actualidad, sabemos que las frutas son indispensables en nuestra alimentación diaria debido a la influencia positiva que tienen sobre la salud, por su riqueza en vitaminas, minerales, antioxidantes, fibras y agua. De ahí que introducirlas en la dieta de cada día sea imprescindible para beneficiarnos de sus cualidades nutricionales. Sin embargo, los resultados de diferentes encuestas nos muestran que casi nunca llegamos a comer el mínimo de frutas aconsejadas. Por eso, diferentes organizaciones relacionadas con la salud están dando la voz de alarma sobre lo necesario que es habituarnos al consumo diario de fruta fresca para mantener buena salud, prevenir y acelerar la curación de algunas patologías. Para conseguirlo,Sigue leyendo...

Dieta mediterránea – Nueva pirámide nutricional

Desde hace varias décadas ha quedado demostrado en múltiples estudios, que comer bien nos ayuda no solo a mantener nuestra salud, sino a prevenir y mejorar muchas enfermedades y, por tanto, a conseguir una mejor calidad de vida. En la actualidad, la globalización, la migración constante y los cambios cada vez más rápidos de estilos de vida, han originado que nuestros hábitos alimenticios se hayan alejado, cada vez más, de la clásica dieta mediterránea en favor de una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y pobre en verduras, hortalizas, cereales, frutas y frutos secos. Todo esto, ha comenzado a tener consecuencias negativas para la salud con el incremento de enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad y otras patologías crónicas. En realidad lo que comemos, cuándo y cuánto, es un proceso complejo en el que intervienen factores internos y externos, y cuando unos predominan sobre los otros originan unos hábitos alimentarios más o menos adecuados. Entre ellos destacan la etnia, la cultura, la religión, la situación económica personal, los hábitos alimentarios adquiridos desde la infancia, el saber o no cocinar, el comer fueraSigue leyendo...

Propiedades del kiwi

Esta fruta originaria de China se cultiva hoy en día con éxito en muchos países y a pesar de su origen exótico la hemos integrado en nuestra dieta como una fruta de consumo habitual. No es para menos: bajo en calorías, rico en fibra, y con un alto aporte de minerales y vitaminas, es un alimento excelente para reforzar nuestro sistema inmunológico y mantener una dieta equilibrada. - Energía y macronutrientes. El kiwi es poco calórico, unas 54 kcal por cada 100 gramos de fruta. Aporta una cantidad moderada de hidratos de carbono en forma de azúcares (12%), un 1% de proteínas y 0,5% de grasa. - Fibra. Proporciona cantidades importantes de fibra soluble, que ayuda a normalizar los niveles de colesterol y facilita el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. También contiene bastante fibra insoluble, con un potente efecto laxante. - Vitaminas. Destaca su contenido en vitamina C; más del doble que una naranja. Un solo kiwi cubre de sobra las necesidades diarias de esta vitamina tanto para un adulto comoSigue leyendo...

Propiedades de las uvas

La uva es el fruto de la vid (vitis vinifera). Existe gran variedad, que se diferencian en su color y en su sabor. Las uvas contienen un 80% de agua, fibra, pero tienen muchas calorías, debido a la cantidad de azúcares (glucosa y fructosa), de mejor asimilación que la sacarosa o azúcar blanco. Por ello posee un alto valor calórico, unas 60 calorías por cada cien gramos para el alimento fresco y más de 260 calorías para las uvas pasas, debido a su alta concentración de azúcares. Por otra parte tiene escasas proteínas, apenas grasas; fibra, calcio, hierro, magnesio, fósforo y bastante potasio. Tienen propiedades laxantes (son muy ricas en pectina), por tanto las personas con intestinos muy delicados deben tener cuidado; propiedades remineralizantes y alcalinizantes ya que contienen un 72 % de sales minerales alcalinas. Ideal para niños y ancianos, como aporte nutricional, y también para adultos que necesiten una buena fuente de energía. Las personas convalecientes se benefician en gran medida, ya que, a menudo, no tienen apetito y las uvas son fáciles de tomar, les aporta líquidos, energía, depura y nutre. No son aconsejables paraSigue leyendo...

Propiedades de la pera

La pera pertenece a la familia de las rosáceas, existen muchas variedades: blanquilla, limonera y conferencia, entre otras. Por eso, en función de su variedad podemos comer esta fruta todo el año. Su componente mayoritario es el agua, es una buena fuente de fibra soluble e hidratos de carbono, de sus vitaminas y minerales destaca sobre todo su contenido en betacaroteno, vitamina C y Potasio. Es un alimento de muy fácil digestión y muy recomendable en caso de diarrea. Debido a su alto contenido en potasio y bajo en sodio es muy beneficiosa para las personas que padecen hipertensión arterial. Además de entera y cruda también podemos consumirla en compota, asada, en zumo, etc.

Propiedades de la piña

Esta fruta es rica en ácido cítrico, vitaminas A, B y C, yodo, potasio, magnesio, manganeso, fósforo y hierro. Además contiene numerosos azúcares y sobre todo gran cantidad de fibra, en el corazón. Tiene propiedades digestivas, antiinflamatorias, diuréticas, detergentes de llagas y multivitamínicas de gran valor. Por eso tiene beneficios sobre el tratamiento de la obesidad ya que su fibra ofrece un efecto saciante. También está indicada en reumatismo, artritis, gota, arterioesclerosis y dispepsias. ¿Cómo tomarla? La piña es muy apreciada como alimento por su fruto dulce y jugoso. Como complemento alimenticio las cápsulas de piña tienen gran reputación como coadyuvante en dietas de adelgazamiento.

Propiedades de la manzana

Fruto que en todas sus variedades presenta una composición química y valor nutritivo muy similar. Es la fruta más rica en fructosa (azúcar de absorción rápida), contiene gran cantidad de materias fibrosas, como la pectina, fibra soluble que ayuda a la disolución del colesterol, regula el intestino, tiene efecto beneficioso sobre los dientes y las encías. Contiene, también, algunos aminoácidos esenciales que ayudan a eliminar las toxinas hepáticas, estimulan la secreción del jugo gástrico y fortalecen el sistema inmunitario. Igualmente en su composición hay minerales (calcio, magnesio, fósforo y potasio), ácidos glutámico y málico con propiedades astringentes y germicidas.

Propiedades del melocotón

Las propiedades del melocotón son muy numerosas. Es una fruta que contiene un hueso central en cuyo interior hay una almendra oleaginosa y amarga debido al contenido de un glucósido tóxico llamado amigdalina, que también es responsable del aroma característico a nuez en la zona próxima al hueso. Como curiosidad, es interesante saber que la amigdalina es precursora del ácido prúsico o cianhídrico que es venenoso, por lo que no es recomendable comer la almendra del centro del hueso. Alrededor de este está la pulpa con una textura firme, compuesta principalmente de lignina que es una fibra dietética facilitadora del tránsito intestinal. El resto de la pulpa es rica en ácido pangámico o vitamina B15 que, en muchas ocasiones, se ha utilizado farmacológicamente para mejorar el rendimiento deportivo, tratar estados de hipoxia, astenia y cardiopatía isquémica. En cuanto a la corteza y las hojas, comentar que en infusión tienen propiedades expectorantes y diuréticas.Sigue leyendo...

Propiedades de la fresa

Las propiedades de la fresa son muy numerosas. El fresal es una planta de la que se utiliza tanto el fruto como las raíces y las hojas. Las hojas y las raíces son ricas en taninos, sustancias que le confieren propiedades astringentes, hemostáticas y aintidiarréicas; por eso pueden ser útiles en situaciones de diarreas y enterocolitis. También se encuentran en las hojas diversas sales potásicas con propiedades diuréticas, ideales en hiperuricemia, gota, litiasis urinarias y reumatismo. El fruto es rico en pectinas y glucósidos, compuestos ideales para reducir el colesterol en sangre. Contiene derivados antociánicos útiles en el tratamiento de varices, hemorroides y fragilidad capilar. Las fresas tienen cantidad de componentes antiinflamatorios (ácido salicílico, ascórbico, clorogénico, linoléico), y flavonoides (catequizas y quercetinas), que en forma de uso externo podemos utilizar en amigdalitis, faringitis y gingivitis y vaginitis. Y si hacemos infusión de las raíces, nos ayudará a disminuir la inflamación de personas con artritis.