Propiedades del salvado de avena

El salvado de avena es la capa más externa del grano de avena. Esta cubierta es la que contiene un tipo de fibra (soluble) que tiene la capacidad de recoger y secuestrar parte de los azúcares y grasas consiguiendo que haya una menor absorción durante el tránsito intestinal. El consumo aconsejado es de 25 gr diarios, aproximadamente la cantidad presente en dos cucharadas de salvado de avena. Si añadimos a nuestra alimentación cereales completos: espelta, centeno, kamut... Y además tomamos cantidades moderadas diarias de frutos secos: almendras, nueces, avellanas... cubriremos nuestras necesidades diarias de fibra. ¿Es igual el salvado de avena que el de trigo? No. La diferencia viene dada por el tipo de fibra: Salvado de trigo: fibra insoluble. La fibra insoluble, por su poder de capturar y retener agua, facilita el tránsito intestinal, aumentando el volumen e hidratación, limpiando nuestro intestino y facilitando una mejor absorción por nuestroSigue leyendo...

Propiedades de la espelta

La espelta es una variedad de trigo cuya asimilación y digestión es mejor que la del trigo común, ya que es una planta que no ha sufrido tantas variaciones ni mejoras. Sin embargo, sigue siendo un alimento prohibido para celiacos, por su contenido en gluten. Se trata de un alimento  moderadamente calórico cuyo contenido en proteínas es mayor y de mejor calidad que el del trigo común. Los hidratos de carbono son mayoritariamente complejos y van acompañados de abundante fibra. Su contenido en grasas es muy bajo y tienen un alto porcentaje de ácidos grasos monoinsaturados (oleico y linoleico), beneficiosos para el control del colesterol. Otros componentes que hacen que sea un cereal muy recomendable son las vitaminas B1, B2, B3, ácido fólico o E, minerales como el magnesio, manganeso, fósforo, hierro, cobre, cinc, selenio o potasio, fitosteroles vegetales, compuestos fenólicos y multitud de compuestos fitoquímicos, entre otros. Además, contiene abundante fibra.

Dieta mediterránea – Nueva pirámide nutricional

Desde hace varias décadas ha quedado demostrado en múltiples estudios, que comer bien nos ayuda no solo a mantener nuestra salud, sino a prevenir y mejorar muchas enfermedades y, por tanto, a conseguir una mejor calidad de vida. En la actualidad, la globalización, la migración constante y los cambios cada vez más rápidos de estilos de vida, han originado que nuestros hábitos alimenticios se hayan alejado, cada vez más, de la clásica dieta mediterránea en favor de una alimentación excesivamente rica en grasas saturadas y pobre en verduras, hortalizas, cereales, frutas y frutos secos. Todo esto, ha comenzado a tener consecuencias negativas para la salud con el incremento de enfermedades cardiovasculares, cáncer, obesidad y otras patologías crónicas. En realidad lo que comemos, cuándo y cuánto, es un proceso complejo en el que intervienen factores internos y externos, y cuando unos predominan sobre los otros originan unos hábitos alimentarios más o menos adecuados. Entre ellos destacan la etnia, la cultura, la religión, la situación económica personal, los hábitos alimentarios adquiridos desde la infancia, el saber o no cocinar, el comer fueraSigue leyendo...

Cereales integrales, fuente de salud

Desde la perspectiva de la Botánica, los cereales son plantas herbáceas pertenecientes a la familia de las gramíneas. En el Periodo Terciario en la época llamada Mioceno, tuvo lugar un importante progreso evolutivo en el mundo vegetal que dio como resultado la aparición de las gramíneas en la tierra. Este evento supuso un espectacular desarrollo de los mamíferos que encontraron en estas plantas más complejas una fuente eficaz de nutrientes. También fue el momento de aparición de los prehomínidos. Los frutos-semilla de las gramíneas han estado unidos al devenir de la humanidad desde su aparición allá por la prehistoria. La palabra Cereal tiene su origen en las divinidades veneradas en los tiempos del Imperio Romano donde Ceres era la gran diosa de la agricultura; precedida en la Grecia Clásica por Demeter, diosa madre y nutricia que se creía había enseñado a los hombres el cultivo del cereal. Presentes en los albores de las diferentes culturas del mundo, todas ellas, sin excepción, han festejado este alimento sagrado. Cebada, Avena, Trigo, Mijo, Arroz, Maíz… han sido productos básicos y fundamentales en la subsistencia y desarrollo de las personas en los cinco continentes. SuSigue leyendo...

Propiedades de la avena

Es uno de los cereales más ricos en nutrientes. Es fuente de ácidos grasos insaturados como linoleico, avenasterol y fitoesterol que impiden la absorción de colesterol en el intestino. Contiene una elevada cantidad de hierro incluso más que la carne, fósforo, manganeso, magnesio y vitamina B1. La fibra que se encuentra en la cáscara del grano, rica en betaglucanos, favorece la disminución del colesterol. Por otro lado los mucílagos que también forman parte de la fibra son capaces de absorber cierta parte de agua lo que es beneficioso sobre distintas afecciones gástricas como colitis, gastritis, úlcera, etc. ¿Cómo tomarla? Se puede consumir en grano, en copos de avena gruesos o finos, también existe la bebida de avena, en líquido o en polvo, como sustituto de la leche. El salvado de avena es muy usado para bajar el colesterol. Como planta medicinal se utiliza el extracto de avena. La harina deSigue leyendo...