Probióticos y salud infantil

Mantener la microflora intestinal en buenas condiciones es recomendable para todos nosotros, pero especialmente para los niños, ya que esta flora es la primera barrera de defensas para evitar la toxicidad generada por la alimentación, tanto la que provenga del propio alimento como la que pueda generarse por una mal proceso digestivo. A menudo pensamos que sólo los antibióticos provocan daños en la flora intestinal, y que este daño se queda reducido al intestino, pero un ataque a las defensas tiene consecuencias para todo el organismo. Así podemos encontrarnos con procesos de sangre sucia (intoxicada) porque las vellosidades intestinales permiten el paso de tóxicos a la sangre. Por otro lado las glándulas intestinales, que generan hormonas, se dañan a su vez y además se producen procesos de tipo psicosomático, difíciles de estabilizar. Un PH de 5,5 se considera óptimo a nivel de colon y esto se consigue cuando las bacteriasSigue leyendo...

Suplementos alimenticios: Un refuerzo saludable para los niños

Los niños en edad escolar, y en especial los más pequeños, son el blanco habitual de numerosas dolencias que aun no siendo graves, pueden causar situaciones de gran preocupación y alarma (ej. problemas respiratorios). En concreto, la franja de edad comprendida entre los 0-5 años es la que concentra la mayoría de los problemas de salud observados. Esto es así porque, desde el nacimiento, el sistema inmune (defensivo) tarda en madurar varios años y en ese proceso de maduración está expuesto a numerosos ‘retos’ procedentes de su entorno más directo. Además, debido a las numerosas vías de contagio que existen en el entorno infantil, estas dolencias pasan fácilmente de unos a otros. Ante este reto, uno se encuentra con la necesidad de tener recursos eficaces para ‘luchar’ frente a estos ataques. Frente a las dolencias habituales que afectan a niños y jóvenes, la primera línea de acción desde el puntoSigue leyendo...