Iniciarse en la macrobiótica

Iniciarse en la macrobiótica

24 abril, 2015
/ / /
Comments Closed

By Sano y Ecológico
Cuando oímos hablar de las bondades de la Macrobiótica y, sobre todo si alguien nos relata su propia experiencia y los beneficios que ha obtenido al practicarla, es inevitable sentir el impulso de probar.

Sin embargo, la Macrobiótica tiene la inmerecida fama de ser complicada en su ejecución y seguimiento y esta premisa suele con frecuencia disuadir a quienes la observan desde lejos. En primer lugar quiero desmentir categóricamente este supuesto. El método Macrobiótico plantea una alimentación sencilla con productos básicos y preparaciones fáciles al alcance de cualquiera. ¡Vamos a verlo!

Por ejemplo, para empezar, la Macrobiótica considera el arroz como un producto básico. ¿Quién no ha comido arroz? Forma parte esencial de la tradición culinaria de nuestra cultura. La legumbre… lentejas, garbanzos, judías… Esto también le suena familiar ¿verdad? ¡Pues ya tenemos una base interesante!

Seguro que también ha oído hablar de las semillas de calabaza, de girasol, de sésamo… ¡Cuántas reuniones de juventud entre las entrañables pipas! Y… ¿el pescado? Qué decir de las verduras… en un país plagado de huertas. Pues mire… Con esta selección ya podríamos hacer una dieta macrobiótica muy aceptable.

Como estamos hablando de una pauta alimentaria centrada en preservar la salud, tenemos, además, que asegurarnos de que … Lee más

Via:: Sano y Ecológico, el blog de Vida Natural

Comments are closed.